El alcalde de Manta trata de aquietar a sus mandantes

Alcalde de Manta expone su gestión en el Barrio Miraflores. Manabí, Ecuador.

Jorge Zambrano Cedeño, el alcalde de Manta, intenta apaciguar las voces disonantes que alzan muchas personas para criticar su gestión o reclamar puntualmente la satisfacción de alguna necesidad barrial. Por esto se desplaza hasta los lugares donde hay inquietud, reúne a los moradores y les hace saber de los frentes de trabajo que mantienen ocupado al personal municipal y vacían las arcas de la Administración cantonal. Les habla de la situación económica difícil por la que atraviesa el país, de los retrasos de las transferencias monetarias que el Gobierno nacional está obligado constitucionalmente a realizar en favor de los municipios, del terremoto que colmó las dificultades, pero también de las obligaciones de los contribuyentes hacia los organismos públicos que los representan y tienen que hacer obras y prestar servicios para toda la sociedad.

Expone serenamente y hasta intercala bromas para distender al auditorio. A veces, sin embargo, algún contribuyente pregunta suspicazmente o se exalta, y entonces el alcalde recurre a su argumento contradictorio de mayor peso: Revela la cantidad de moradores que adeudan sus contribuciones al Municipio, el monto que debe cada uno y el tiempo de atraso, recordando al mismo tiempo que sin esas contribuciones la Administración municipal no puede funcionar como es debido. Esto suele acallar las críticas y suavizar los reclamos en el recinto donde expone, pero alimenta la capciosidad de quienes comentan en los medios de comunicación masiva y a través de las redes sociales alojadas en internet.

En el Barrio Miraflores

Mas, el alcalde sabe que así es el juego político y que su misión es hacer todo lo que sabe y puede para que la Administración municipal a su cargo no defraude la confianza de sus electores. Y sigue visitando a los barrios y a las parroquias. Anoche (martes 30 de agosto) fue al Barrio Miraflores.

La presidenta del comité barrial, Ximena Mantuano, expresó que su comunidad está a la espera de que se construya un parque recreacional y se pavimente dos callejones, obras que consideran realmente importantes para la integración e interacción de las familias y en especial para la niñez.

A este respecto el alcalde respondió que esas obras están contenidas en el Plan Operativo Anual de este año y que se van a ejecutar, por lo que pidió no desesperarse, porque en los actuales momentos se desarrolla un arduo trabajo en diversos sectores, para levantar al cantón luego del terremoto del pasado 16 de abril.

También los moradores pidieron ayuda para que la Escuela José Ruperto Mena -que funcionaba en el sector y resultó afectada por el terremoto- vuelva a reactivarse en el lugar ya que ahora está en la Ciudadela Costa Azul. El alcalde les dijo que esta competencia es del Ministerio de Educación y es a este al que hay que hacerle el pedido.

En todo caso, la dirigente del sector agregó que, si no se devuelve la escuela, dicho terreno sea cedido para una sede social donde la comunidad pueda reunirse y planificar sus actividades de integración y desarrollo.

FUENTE: Dirección de Comunicación Social del GAD cantonal de Manta, mediante boletín informativo y fotos con firma de su director, periodista Antonio Cedeño C.- MANTA, 31 de agosto de 2016.