La necesidad de asistencia médica y provisión de medicinas es tan acuciante para muchas familias carentes de recursos para costearse tales servicios, que la presencia ocasional de una brigada de salud en el Centro Salesiano parroquial de Tarqui atrajo este sábado (17 de septiembre) a centenares de pacientes con dolencias de diferente tipo. El equipo médico fue llevado por el Patronato municipal de Manta, que también dispuso los medicamentos requeridos en cada caso.

Habitantes de la parroquia Tarqui, especialmente de la “zona cero” devastada por el terremoto de hace 5 meses, concurrieron masivamente a recibir la atención médica gratuita de la brigada municipal, cuyos miembros auscultaron a pacientes de todas las edades.

Alrededor de 200 personas tuvieron la oportunidad de ser atendidas en medicina general y en la especialidad de sicología, lo cual fue recibido con excepcional agrado por cuanto las familias de la zona están expuestas al polvo que hay en el ambiente por la demolición de las construcciones averiadas durante el seísmo. Además, en algunas personas la situación emocional también está muy sensible y amerita un tratamiento puntual para lograr su tranquilidad.

FUENTE: Dirección de Comunicación Social del GAD cantonal de Manta, mediante boletín informativo y fotos con firma de su director, periodista Antonio Cedeño C.- MANTA, 17 de septiembre de 2016.