Richard Santana regresó a vivir a Tarqui, hace un mes. Reabrió su tienda, un negocio al que le apuesta luego de resultar afectado en el terremoto del 16 de abril 2016. Para él, como para otras personas, es fundamental la seguridad que existe en la zona cero (llamada así porque es el lugar más devastado de la ciudad de Manta durante el sismo).

El domingo 5 de febrero hubo una persona sospechosa por donde él habita, pero la Policía Nacional actuó y no hubo ningún inconveniente.

“Estamos reactivando nuestro negocio y la seguridad está muy bien aquí porque sentimos ese resguardo que existe”, dijo el ciudadano de 35 años de edad.

Víctor Delgado también es morador del sector. Considera que está bien que los policías y militares estén al cuidado de toda la zona, porque no faltan personas que quieran aprovecharse de la situación y perjudicar más a los damnificados del evento natural.

Un policía vigila en la zona devastada por el terremoto del 16 de abril 2016, en Manta. Manabí, Ecuador.
Los policías vigilan toda la zona de Tarqui devastada por el terremoto del 16 de abril de 2016.

Los ciudadanos han mantenido varias reuniones con las autoridades civiles, policiales y militares para evaluar la situación y buscar posibles soluciones a sus necesidades.

Relevo policial

El día lunes 6 de febrero se realizó el relevo del personal policial que tenía dos meses brindando seguridad en el sitio del desastre. Ellos retornarán a sus lugares de origen, mientras que uniformados de varias provincias llegaron a Manta para cumplir con el servicio que se viene cubriendo las 24 horas de cada día.

“Nuestra responsabilidad y misión es precautelar la seguridad de los locales, casas, edificios que están en el lugar y prevenir que no ocurra ningún tipo de delitos en contra de la ciudadanía. En las mañanas se abren algunas calles para que las personas puedan ingresar a sus domicilios o negocios, pero en las noches se restringe más”, mencionó el coronel Freddy Goyes, comandante encargado del distrito policial de Manta.

El uniformado acotó que hasta el momento no se han reportado mayores novedades y que el personal policial seguirá en la zona cero hasta que las autoridades lo consideren necesario.

FUENTE: Ministerio del Interior, Redacción en Manabí, mediante boletín informativo, fotografías y audiovideo.- MANTA, 07 de febrero de 2017.