Coronel Pablo Rodríguez, comandante de la subzona policial de Manabí, Ecuador.
Coronel Pablo Rodríguez, comandante de la subzona policial de Manabí.

Durante el feriado de carnaval que acaba de pasar, la Policía Nacional desplazada en Manabí aprehendió a 13 personas que tenían órdenes de captura por varios delitos, tres por robo, nueve que conducían en estado de embriaguez, 12 con boletas de apremio, 10 por violencia intrafamiliar, 11 por escándalo público, 8 por interferir la labor policial y el restante por otras causas, dando un total de 97.

Los uniformados emitieron 486 citaciones, entre ellas por licencia de conducir caducada, exceso de pasajeros, no utilización del casco y por usar el teléfono móvil mientras conducían. 41 vehículos fueron retenidos por contravenciones.

La institución policial realizó operativos en los 12 distritos de la provincia, con un contingente de 3.209 elementos, quienes vigilaron desde el aire y en tierra los eventos artísticos, terminales de rutas terrestres, playas, balnearios de agua dulce, barrios y ejes viales.

“El resultado de la seguridad es halagador. En cierto modo nos sentimos satisfechos por la forma cómo se manejó el trabajo. En comparación con el feriado del año anterior existe una reducción de algunos eventos o se han mantenido”, dijo el coronel Pablo Rodríguez, comandante de la subzona Manabí.

Vehículos recuperados

Hubo dos vehículos reportados como robados que fueron recuperados, uno en Manta y otro en el Cantón Pichincha.

“Por no pagar por un estacionamiento hay quienes dejan los vehículos o motos donde pueden y ahí se originan los inconvenientes, porque de pronto esos medios de transporte no tienen la seguridad suficiente y eso da oportunidad para que los delincuentes cometan un delito. Las personas necesitan disfrutar de la libertad, pero hay que tener en cuenta el valor de conservar las cosas”, expresó el jefe policial.

Vigilancia policial aérea en la Playa el Murciélago de Manta. Manabí, Ecuador.
La Policía vigiló en tierra y desde el aire los sitios más concurridos durante el carnaval. Aquí, en la Playa el Murciélago de Manta.

En el feriado se registró el asesinato de una persona en el Cantón Rocafuerte. La causa habría sido por problemas interpersonales. El hecho es considerado como un caso aislado y los agentes investigadores realizan las indagaciones para dar con el paradero del presunto responsable del crimen.

“Tenemos que ir trabajando más en procesos culturales, porque se observó mucho a las personas ingiriendo bebidas alcohólicas, aquello ocasionó que exista un gran contingente policial que controló la situación y evitó muertes violentas u otros delitos. Este consumo va de la mano con problemas de violencia intrafamiliar, porque casi en la totalidad de los eventos el agresor o la victima habían bebido licor”.

En los cuatro días de carnaval se suscitaron ocho accidentes de tránsito, igual número que en el  año anterior, con la variante que ahora hubo una muerte y siente heridos; mientras que el año pasado se registraron tres muertes y nueve heridos.

El coronel afirmó que para ellos siempre sería mejor estar en cero y no tener muertes ni accidentados, pero eso depende de la prudencia y del comportamiento de las personas. Los policías seguirán elaborando estrategias para fortalecer la seguridad ciudadana y controlar el orden público, no solo en feriados sino los 365 días del año.

FUENTE: Ministerio del Interior, Redacción en Manabí, mediante boletín informativo y fotos.- MANTA, 01 de marzo de 2017.