Montecristi, al igual  que varios cantones de Manabí y Esmeraldas, recordó conmovido el fatídico terremoto de 7,8 grados de magnitud ocurrido el sábado 16 de abril de 2016 y que segó la vida de cientos de compatriotas. Catorce montecristenses perecieron en distintas circunstancias, fuera y dentro de la ciudad, episodio que se convirtió en  una pesadilla para muchos y por eso fue recordado con una misa campal convocada por el alcalde Ricardo Quijije y su esposa Mercy Santos, el domingo 16 de abril en la plaza cívica de la ciudad.

La primera dama cantonal pidió al público un minuto de silencio, como un justo homenaje en memoria de aquellos montecristenses que perdieron su vida durante el sismo. Mientras los cánticos del coro sonaban, los demás presentes elevaban plegarias y dirigían su mirada al cielo, como muestra de agradecimiento a ese Dios que les dio una nueva oportunidad para seguir viviendo.

Una vez culminado el acto religioso, oficiado por el padre Félix Lojano, se invitó uno a uno a los familiares de los fallecidos, para otorgarles un significativo presente que les hará recordar con orgullo a sus seres queridos.

Para Oswaldo San Andrés, uno de los participantes en este evento conmemorativo, el gesto sencillo pero noble de las autoridades municipales llenó de gran beneplácito a la ciudadanía, sobre todo porque convocó a la unidad de todos para rememorar un episodio triste pero que deja grandes lecciones de vida.

En este cantón  fueron afectadas 2.865 viviendas, correspondientes a 432 familias que resultaron damnificadas. Además, moradas de Las Lagunas, Cárcel Eloy Alfaro, Parroquia La Pila y El Corazón de Montecristi, sufrieron serios daños y 300 personas quedaron sin su respectiva casa.

Inmediatamente después del terremoto, los damnificados recibieron ayuda de manos solidarias que llegaron desde otras provincias y ciudades. Esta entrega la lideró el burgomaestre Ricardo Quijije, en conjunto con la presidenta del Patronato municipal. En total se donaron alrededor de veintidós mil raciones alimenticias, kits de limpieza, medicamentos y enseres. Todo lo indispensable para que la gente perjudicada se reconforte y continúe el curso de su vida con la normalidad necesaria para que, tanto el cantón como la la ciudad, prosigan su ritmo de progreso y desarrollo social.

FUENTE: Dirección de Comunicación Social del GAD municipal de Montecristi, mediante boletín informativo y fotos con firma de su directora, periodista Sofía Paredes.- MANTA, 17 de abril de 2017.