Este domingo 14 de mayo de 2017 celebramos en Ecuador el Día Universal de las Madres, en cuyo honor publicamos esta noticia del agasajo que el Patronato municipal de Manta brindó el viernes a un grupo de señoras beneficiarias de la obra de beneficencia de esta entidad. Fue, justamente, un acto de reconocimiento y aprecio a la virtud maternal, encarnada en cada una de estas mujeres de extrema sencillez y gran nobleza.

Aquellas damas, incluidas en los proyectos de amparo y desarrollo social del Municipio y su Patronato, fueron invitadas como protagonistas del homenaje, que en realidad alcanza a todas las madres de familia del Cantón Manta, porque todas lo merecen. El acto ocurrió en tres momentos diferentes, pero todos abundantes en cordialidad, colorido y fiesta.

En el Centro de Atención Integral

El Proyecto de Geriatría, apoyado por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), congregó en el Centro de Atención Integral, a las 10h00, a más de 500 de sus beneficiarias. Una de ellas, Fabiola Lucas, dijo que ya son algunos años acudiendo al Patronato y ahora se beneficia de los servicios del Centro Integral. Más motivada y entusiasmada que nunca, su corazón palpita de confianza y afecto, reconociendo que el mejor regalo que Dios le pudo haber dado en la vida son sus hijos.

Al punto, el alcalde Jorge Zambrano dijo lo siguiente: “Las madres aquí presentes se han ganado su espacio en el corazón de cada uno de sus hijos, motivados por la fuerza característica y aguerrida que posee una mujer; ya que, sin importar su condición, han sabido luchar entregando lo mejor de ellas.

Cómo no reconocer el amor de una madre adulta mayor que en su tiempo cuidó y educó de sus hijos; de madres que se entregan al cuidado permanente de sus hijos con discapacidad. Por esas y más acciones desmedidas de una progenitora, a los hijos nos toca hacer de este domingo 14, y todos los días de sus vidas, una felicidad completa”.

Más tarde, a las 15h00 horas, en el mismo Centro Integral, las madres beneficiadas del Proyecto de Discapacidad pasaron un momento ameno, en el que la alegría de ser procreadoras de vida se convirtió en una bendición.

Martha Catagua dice que al momento de tener a su niño entre sus brazos pensó muchas cosas, pero Dios iluminó su corazón. “Él supo hacer que cada día se convirtiera en el espacio indicado para aprender de mi hijo, que tiene una discapacidad y ahora es un niño que no siente límites y siempre quiere aprender cosas nuevas. Agradezco la apertura de la Alcaldía por permitir que no haya barreras en nuestra ciudad”, expresó.

En el comedor del Patronato

Otro grupo que se llenó de sonrisas y emociones infantiles fue el de las madres del Centro de Desarrollo Infantil Mamá Inés. Esta vez en el comedor del Patronato municipal a las 16h00. Plenas de optimismo supieron agradecer a quienes cuidan de sus niños mientras a ellas les toca laborar para poder mantener a sus familias.

Gema Intriago extendió un abrazo de agradecimiento al Centro Infantil y a todas las madres de Manta y de Manabí, resaltando que una madre tiene el deber de brindar el mejor ejemplo para sus hijos.

Cada uno de esos actos fue amenizado con concursos premiados, actuación de artistas músicos, bailes, poesías y la elección de Madre Símbolo. Y además contaron con la presencia de algunas autoridades del cantón, reinas de belleza, dirigentes barriales y otros ciudadanos.

FUENTE: Patronato municipal de Manta, mediante boletín informativo y fotos con firma de la periodista Gema Arteaga, subdirectora de Comunicación Social.- MANTA, 13 de mayo de 2017.