Se trata de un aporte social de la Fundación Voluntariado del Desarrollo del Bienestar del Ecuador, que ha venido a Manta desde Guayaquil -su sede permanente- en cumplimiento de una campaña médica visual y de corazón, que comprende la tarea de examinar el estado de salud de los ojos y el corazón de quienes acudan a la consulta y de paso recibirán gratis lentes para lectura y electrocardiogramas.