La Avenida de la Cultura, que se extiende desde la Avenida Puerto – Aeropuerto (norte) hasta la Avenida de Circunvalación (sur), en la ciudad de Manta, volvió a habilitarse completamente luego de concluido el soterramiento de la gran alcantarilla que transportará gran parte del agua servida de la urbe hacia las lagunas de descontaminación que se hallan en el sitio San Juan.

Un tramo del carril sur-norte de esa vía estuvo cerrado durante algunas semanas a fin de posibilitar el entierro de la alcantarilla, obra a cargo del Consorcio Tarqui y financiada con recursos del Gobierno nacional a través de la empresa pública Ecuador Estratégico.

La rehabilitación total ocurrió la tarde del domingo 23 de julio, cuando se permitió que los vehículos vuelvan a circular normalmente, aunque todavía hay obreros y máquinas limpiando la cuneta.

Importancia de la alcantarilla

Respecto a la instalación de la alcantarilla, el superintendente del Consorcio Tarqui, Jefferson Rodríguez, informó que la parte final comprende hacer las conexiones (empates) de la tubería, tanto en el punto de salida (estación de bombeo en el Barrio Miraflores) cuanto en el sitio de llegada (lagunas de tratamiento); así como el montaje y prueba de las nuevas bombas de impulsión del agua servida, tarea que avanza de acuerdo al cronograma originalmente aprobado por las partes (contratante-contratista).

La nueva alcantarilla, cuyo trazado y funcionalidad es obra de la actual administración de la EPAM (Empresa Pública Aguas de Manta), permitirá evacuar de la ciudad gran parte de sus aguas residuales, evitando que haya reboses en las zonas más bajas, un problema recurrente en la última década y uno de los principales focos de contaminación ambiental.

FUENTE: Dirección de Comunicación Social de la EPAM, mediante boletín informativo y fotos con firma de su director, periodista Pedro Clotario Cedeño.- MANTA, 24 de julio de 2017.