Por unanimidad fue aprobado este martes 22 de agosto, en el pleno de la Asamblea Nacional del Ecuador, el proyecto de ley que reforma a la Ley Orgánica de Servicio Público (LOSEP) y al Código del Trabajo, para “prevenir el acoso laboral”.

La reforma fue consensuada con trabajadores, servidores públicos, gremios, sindicatos y otras organizaciones sociales, en la Comisión de los Derechos de los Trabajadores y Seguridad social de la Asamblea Nacional.

Karina Arteaga, en pleno de AN
La legisladora manabita Karina Arteaga, durante su exposición en el debate sobre el acoso laboral.

La asambleísta manabita Karina Arteaga conforma esta Comisión y durante su pronunciamiento en el pleno dijo que la reforma era necesaria, porque “penosamente la figura de acoso laboral no existía en la legislación ecuatoriana y eso imposibilitó reclamar el cometimiento de estos hechos”.

La reforma aprobada implica para los servidores públicos la imposición de la figura del acoso entre sus prohibiciones, por lo que, de cometerse, podría ser causal de destitución. En el Código del Trabajo, en cambio, se incorpora el acoso laboral como una de las causales para terminar la relación laboral, bajo la figura del “visto bueno”.

La definición de acoso propuesta por la Comisión es amplia, de tal manera que abarca cualquier circunstancia o hecho relacionado, para que no queden actos de acoso en impunidad. Además se añade la obligatoriedad de implementar programas de capacitación y políticas orientadas a combatir el acoso laboral, con la premisa de que lo más importante es siempre prevenir.

Arteaga resaltó que el acoso no es un tema nuevo. Para ella esta es una problemática que gira en torno a los valores de las personas y de la sociedad. Ante esto, informó que la reforma  considera todos los escenarios posibles y a todos los sujetos que pudieran estar inmersos en esta conducta.

“En la reforma se contempla a empleadores y a sus representantes, a trabajadores subordinados y a compañeros de trabajo, pues prevemos la posibilidad de acoso de forma vertical u horizontal, entendiendo que no se trata de un tema exclusivo de género”, acotó.

Finalmente la asambleísta manabita destacó que la aprobación de esta reforma, justamente  el día en que se cumplen los primeros 100 días de gestión de esta Asamblea Nacional, es una muestra de compromiso con los trabajadores del país.

“Esta conquista es para mí motivo de orgullo, pues me llena de honor representar a los trabajadores y legislar en favor de su bienestar; porque aunque actualmente ostente un cargo de representación política, soy ante todo maestra y siempre lo seré”, puntualizó.

FUENTE: Despacho de la asambleísta Karina Arteaga en la AN, Quito, mediante boletín informativo y foto con su firma.- MANTA, 22 de agosto de 2017.
Anuncio publicitario