Historiador propone cambio de fecha para celebrar a Tarqui

El historiador Joselías Sánchez Ramos propone dos opciones para celebrar correctamente el día cívico de la Parroquia Urbana Tarqui: hacerlo el 27 de febrero (fecha conmemorativa del nombre) o llamarla La Ensenadita, como era antes de convertirse en parroquia. Vea las razones.

Diálogo con Joselías

La Tarqui de Manta, su Ordenanza y mi propuesta

Joselías Sánchez Ramos. / sjoselìas@gmail.com / 2017-10-09

Resumen

Análisis sobre la ordenanza municipal de 1929 que crea la Parroquia Urbana Tarqui y una propuesta para cambiar la fecha de su evocación o reasignarle su nombre primigenio para llamarla “Parroquia Urbana La Ensenadita”.

Introducción

Inicio este estudio pidiendo a mis lectores y amigos un minuto de silencio por nuestros hermanos de México fallecidos durante la catástrofe que sufrieron el pasado 19 de septiembre.

Hace 18 meses también soportamos una tragedia y por nuestras calles de Tarqui caminaban “los topos” mexicanos amenguando nuestro dolor. Muchas gracias.

La Ensenadita

El 9 de octubre de cada año, desde hace 88, los mantenses del territorio llamado Tarqui nos reunimos para recordar que en una fecha como esta, de 1929, con 50 sucres que nos otorgó el Municipio, nuestros padres y vecinos del barrio mantense llamado La Ensenadita se reunieron para inaugurar el cambio de nombre.

En vez de Barrio La Ensenadita se comienza a llamar Parroquia Urbana Tarqui.

El cambio de nombre tiene 88 años. La vida histórica de Tarqui, antes La Ensenadita, tiene más de 1.500 años.

Ordenanza municipal

¿Qué dice la ordenanza municipal que dispone el cambio de nombre?

El numeral dos de esta ordenanza señala el por qué se crea la parroquia urbana. Dice:

“Que el barrio de La Ensenadita por su numerosa población, su importancia comercial y su notable desarrollo, merece vivir al amparo de autoridades que garanticen el orden social de sus habitantes que pasan de 2000”.

El artículo único de este ordenanza dispone:

“Elévese a la categoría de Parroquia Urbana el citado barrio de La Ensenadita con el nombre de Tarqui, en homenaje histórico al lugar denominado “Portete de Tarqui” en la Provincia del Azuay, donde el ejército nacional alcanzó un glorioso triunfo contra el ejército invasor del Perú en la clásica Batalla, cuyo primer centenario se conmemora el 27 de este mismo mes.”

La misma ordenanza señala los linderos de la nueva parroquia: Por el norte el Océano Pacífico; por el sur y por el oeste con el Cantón Montecristi, y por el este con el Río denominado Manta que la separa de esta cabecera cantonal.

Análisis.

A lo largo de estos 88 años del cambio de nombre, los habitantes de La Ensenadita, hoy Parroquia Urbana Tarqui, han superado con creces los porqué de su categorización como parroquia urbana.

La ordenanza dice:

Por su numerosa población.

Se categoriza como Parroquia Urbana Tarqui por su numerosa población de 2.000 habitantes. En 1929, todo el Cantón Manta tiene 5.000 habitantes. La Ensenadita, hoy Tarqui, tiene el 40% de esa población.

88 años después de 1929, en el 2017, la Parroquia Tarqui tiene la mayor población urbana de la ciudad y el mayor número de electores del cantón.

Por su importancia comercial.

Cuando la otrora Ensenadita comienza a llamarse Parroquia Tarqui, ya teníamos el ferrocarril que nos conectaba con Montecristi, Portoviejo y Santa Ana.

Ya teníamos nuestra placita construida al pie del terminal ferroviario. Para 1970, siendo ya un joven concejal, construimos el Mercado de Tarqui. Fue mi homenaje a los comerciantes de mi pueblo. Este Mercado fue destruido con el terremoto.

Por el ferrocarril llegaban los productos para comerciar y exportar, como la tagua, los sombreros, el algodón y todos los alimentos para comerciar en La Placita.

Hasta hace dos años, antes del terremoto, Tarqui se había convertido en el centro comercial más dinámico de la provincia y era el corazón comercial de Manta.

“Por su notable desarrollo”:

Si en 1929, el Municipio de Manta considera que La Ensenadita tenía un notable desarrollo, es porque en ese tiempo estaban en Tarqui, desde la Fábrica La Sirena (productora de galletas, caramelos, hielo e incluso la gaseosa “Patito”), hasta la Casa Comercial Azúa que desmotaba algodón y comercializaba la tagua.

La pesca artesanal en la playa de Tarqui era abundante para satisfacer las demandas de la población y, a través del ferrocarril, llevarlas a otras localidades.

La playa de Tarqui era el escenario de los torneos deportivos y lugar de recreación para la población.

A través del ferrocarril vinieron numerosas familias que se establecieron en Tarqui.

Y, ya se comenzaba a hablar del “campo de aviación”.

88 años después, La Ensenadita, hoy llamada Parroquia Urbana Tarqui, ha superado todas las expectativas y, a pesar del terremoto, sigue siendo un escenario de notable desarrollo humano, educativo, comercial, turístico, artístico, cultural y centro de todas las miradas del país y del mundo.

“Por su amparo y orden”:

Hace 88 años, en 1922, la ordenanza municipal que crea la Parroquia Urbana Tarqui, dice:

“(…) merece vivir al amparo de autoridades que garanticen el orden social de sus habitantes que pasan de 2000”.

En consecuencia, corresponde a las autoridades municipales la reflexión sobre este ¿por qué se crea la Parroquia Urbana de Tarqui?

“Vivir al amparo de autoridades”.

“Autoridades que garanticen el orden social de sus habitantes”.

El 16 de abril de 2016, una horrible tragedia azotó a Manta.

Su territorio llamado Tarqui fue el más devastado: vidas humanas, edificios y viviendas, locales escolares, la infraestructura de los servicios básicos y una terrible crisis psicológica y social generada por el poder político que difundía noticias alarmantes sobre el suelo y se acusaba a los propietarios, constructores y albañiles.

Aquello generó el éxodo de los habitantes y una psicosis colectiva de terror que aún no ha sido superada.

18 meses después, los habitantes de Jocay y de Miraflores, así como los habitantes de la zona cero, se consideran abandonados.

¿Será una apreciación equivocada de la realidad que viven estos vecinos y moradores a pesar de que la zona cero sigue reduciéndose?

La respuesta la tienen las autoridades de los gobiernos: nacional, GAD provincial y GAD municipal.

9 de octubre.

Finalmente, en este análisis histórico de la ordenanza de 1929, observamos que mientras su ARTÍCULO UNO, dice:

“Elévese a la categoría de Parroquia Urbana el citado barrio de La Ensenadita con el nombre de Tarqui, en homenaje histórico al lugar denominado “Portete de Tarqui” en la Provincia del Azuay, donde el ejército nacional alcanzó un glorioso triunfo contra el ejército invasor del Perú en la clásica Batalla, cuyo primer centenario se conmemora el 27 de este mismo mes.”

Nosotros, los mantenses de Tarqui, para recordar esta parroquialización, nos seguimos reuniendo cada 9 de octubre, Día de la Independencia de Guayaquil.

Para honrar nuestro nombre, Tarqui, deberíamos reunirnos cada 27 de febrero, aniversario del “glorioso triunfo contra el ejército invasor”.

De no ser así, entonces, recuperemos nuestro nombre primigenio: La Ensenadita, para llamarnos Parroquia Urbana La Ensenadita y celebrarnos cada 4 de noviembre.

Apelo a la sindéresis de los ilustres miembros del Cabildo mantense.

El terremoto

Repetiré lo que vengo repitiendo desde el 2016. El terremoto es una oportunidad. Debemos aprovecharla.

Se considera que el Corredor Turístico de Manta y el Museo Naval de Manta, que deben construirse en Tarqui, son dos obras que alentarán el imbatible espíritu de los mantenses que nacimos y/o vivimos en este territorio mantense.

El sector hotelero, los trabajadores turísticos, las asociaciones de operadores turísticos, los centros de recreación turística, los maestros con sus escuelas y colegios destruidos.

Las asociaciones de comerciantes, los choferes, los artesanos libres o asociados, las viejas familias y las familias jóvenes, los niños y los viejos, las mujeres y los hombres mantenses de Tarqui, todos, no han perdido la fe.

La esperanza sigue en pie.

Corolario

Se concluye que hoy, después del terremoto, los mantenses de Tarqui no son historia. Son el futuro. Mírenlos a sus ojos.

Los mantenses somos Tarqui.

Tarqui es Manta.

Los mantenses veneramos profundamente al mar.

Manta vive en Tarqui.

Vive en cada uno de ustedes.

Para los mantenses, el mar es sagrado.

Aceptamos el desafío de conservar la naturaleza.

A todos los mantenses de Tarqui y de todo el cantón los convoco para aprender la lección del terremoto.

Aún es tiempo para construir una nueva cultura urbana, para preservar y proteger nuestro mar urbano.

Aún es tiempo para fortalecer nuestros valores humanos y demostrar a Ecuador y al mundo que Manta se levanta, que Tarqui vive. (Josar, 2017-10-09)

Referencias:
  • López Noguero, Fernando (2002) “Análisis de contenido como método de investigación”, España, Universidad de Huelva, Revista de Educación 4.
  • Archivo municipal (1982) Municipio de Manta, Ecuador.
  • Sánchez Ramos, Joselías (1998) “Semblanza histórica de la parroquia Tarqui”, Manta, Ecuador.
  • Sagan, Carl (2016) “El mundo y sus demonios”, Barcelona, España, Editorial Crítica.
Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s