Este es un día especial para dar gracias a quien tiene la Autoría del universo entero y la munificencia de habernos creado tal como somos y nos reconocemos, dándonos una vida maravillosa que nos permite apreciar y disfrutar todo cuanto nos rodea, prodigándonos a la vez cada bien del que nos servimos día tras día.

A ese Dios Sumo -cualquiera sea la forma y el estado en que lo imaginemos-, que nos enseña vivir igual como lo hace la naturaleza con sus reglas y contrastes (día-noche, frío-caliente, alto-bajo, bueno-malo); que nos instruye con cada dificultad opuesta en el camino; que nos fortalece con cada dolor; que nos hace precavidos con cada catástrofe o tragedia; que nos reconforta permitiendo sobreponernos a las adversidades; que nos premia con cada nuevo amanecer, con cada logro, con cada instante de alegría.

Se nos ocurre que la mejor forma de agradecerle por tanta nobleza y generosidad es respetando sus preceptos e imitando sus acciones, queriendo decir con esto que nuestro comportamiento diario ha de guardar concordancia con la munificencia dimanada del Ser que nos creó, nos ha dado la vida y todo cuanto nos rodea.

En consecuencia con lo anterior, REVISTA DE MANABÍ pondera, reconoce y aplaude la valía de cada acto proveniente de todas las personas que, de uno u otro modo, contribuyen a su presencia en el mundo de los medios de comunicación masiva y por ende al servicio que prestamos.

Que el nuevo año 2018 encuentre a todos imitando la Gracia de Dios. Amén.

Anuncios