Un laboratorio de análisis químico, de nombre Marcos, ha sido contratado por la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM) para cerciorarse que la calidad del agua que entrega a sus usuarios cumple los estándares universales de potabilización.

El contrato es por un lapso de 12 meses y obliga que el laboratorio examine muestras de agua cruda y tratada, tomándolas de sus fuentes y de manera aleatoria de diferentes puntos del sistema potabilizador y de las redes de distribución.

Esta información proviene de John Farfán, director de Planificación y Gestión Estratégica de la EPAM, agregando que esta empresa cumple con las normas INEN (Instituto Ecuatoriano de Normalización) y los requerimientos de los órganos públicos de control, como son: Contraloría General del Estado, Agencia de Regulación y Control de la Calidad (ARCA), Senagua (Secretaría Nacional del Agua), Agencia de Regulación y Control Sanitario (ARCSA), Ministerio de Salud y otros.

El técnico precisó que las muestras de agua son tomadas mensualmente, en los puntos de captación de agua cruda y en los de salida de agua tratada de las plantas potabilizadoras El Ceibal y Colorado.

Una laboratorista codifica las muestras de agua potabilizada, tomadas de los depósitos de la planta de Colorado. Manabí, Ecuador.
Codificación de muestras de agua potabilizada.

Además, se recogerán muestras en las diferentes estaciones de bombeo (Tanque Azúa, Santa Martha, etc.); y, de forma aleatoria, en los diferentes barrios y ciudadelas de las parroquias urbanas y rurales.

Las muestras son recolectadas cumpliendo los protocolos correspondientes y llevadas luego hasta el laboratorio para los análisis, de acuerdo con los diversos parámetros de control aplicados en las normas nacionales e internacionales.

Farfán hizo notar que la EPAM cuenta con laboratorio y personal especializado, que realizan un control permanente a la calidad del líquido vital en las distintas fases de captación, potabilización, conducción y distribución; pero los resultados obtenidos deben ser contrastados, corroborados y avalados por laboratorios externos debidamente acreditados.

Anunció que la EPAM está llevando adelante todos los procesos para -en el lapso de un año- contar con otro laboratorio totalmente moderno y ACREDITADO, que incluye edificio, equipos y accesorios para estudiar casi todos los parámetros que contemplan las normas para agua cruda, residual y potable, cumpliendo todos los estándares nacionales e internacionales. Y tendrá capacidad para prestar servicios a terceros, no solo en Manta y Manabí, sino en la región.

FUENTE: Epam, mediante boletín informativo y fotos, con firma del periodista Pedro Clotario Cedeño, director de comunicación.
Anuncios