Tarqui, “dinámico y bullanguero”, es hoy un “pueblo fantasma”

Por lo que se ve y se escucha en las redes sociales de internet, y por lo que se escucha decir a ciudadanos en las calles, una mayoría de los habitantes en la antigua zona comercial de la Parroquia Tarqui (ciudad de Manta), está muy inconformes con lo que el Estado ha hecho por ellos tras el terremoto devastador ocurrido el día sábado 16 de abril del año 2016.

La gente se queja porque después de dos años esa zona no ha sido rehabilitada y a simple vista da la impresión de que aún debe pasar mucho tiempo antes de que se lo haga.

Si bien el Gobierno nacional ha estado trabajando en la reconstrucción de la infraestructura (alcantarillados, red de tuberías del servicio de agua potable y soterramiento de cables para telecomunicaciones y electricidad), esto no está totalmente terminado y en consecuencia es imposible reconstruir las superestructuras (vías, edificios), ni acometer las reconstrucciones que corresponden a la iniciativa privada.

Así las cosas, allí no hay actividad comercial, ni turística, ni de otros servicios. Y la Administración municipal de Manta alega que mientras el Gobierno nacional no concluya las obras que le corresponden, aquella no puede hacer lo que a ella le toca.

Mediante una correspondencia que nos hizo llegar hoy el periodista Joselías Sánchez Ramos, antiguo residente en esa zona de Tarqui, encontramos un comentario que el comunicador social David Ramírez publicó hace tres días en su perfil de la red social Facebook, acompañándolo de algunas fotografías tomadas recientemente allí en Tarqui, que ilustran patéticamente el aspecto desolado de este lugar.

Nos permitimos reproducir literalmente su opinión:

“La otrora dinámica y bullanguera Tarqui, hoy a 3 días del 16A es un pueblo fantasma, tal como lo revelan estas fotos captadas este viernes. Nada queda para la duda, se demuestra que, los responsables de la reconstrucción, no sólo no han cumplido en avanzar en hacer las obras que conlleven a la reactivación, sino, le han fallado a la gente que lo perdió todo en el fatídico terremoto.

Las acciones de última hora no harán sino, pintar de cuerpo entero la indolencia. Los fondos de la reconstrucción están allí “ociosos”, a la espera de que los usen con celeridad y se trabaje con transparencia. La negligencia ha sido colosal y Tarqui no resiste más.” (Sic)

FUENTE: Fotografías enviadas a REVISTA DE MANABÍ por el periodista Joselías Sánchez Ramos, quien a su vez las tomó del perfil personal en Facebook del periodista David Ramírez.
Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s