Cuando una mujer está embaraza, lo que come es la fuente primordial de la nutrición de su bebé. De hecho, el vínculo entre lo que ella consume y la salud de su bebé, es hoy mucho más fuerte de lo que una vez se pensó. Por ello el equipo de salud del Distrito 13D02 (Manta, Jaramijó y Montecristi) capacita a las madres para su correcta alimentación.

El doctor Dennis Chávez, médico de nutrición y dietética, señala que no se trata de alimentarse el doble durante el embarazo, sino de aumentar el consumo de proteínas en al menos un 70 %. “Un almuerzo adecuado se compone de ensaladas con vegetales frescos que generan vitaminas, hierro, ácido fólico, fibra; si consume carne, que sean 3 onzas; si es pescado, 4 onzas; menestra y frutas”, aconseja el nutricionista.

Sin embargo, es necesario recalcar que la alimentación va de acuerdo a cada embarazo, por lo que es indispensable que las mujeres en etapa de gestación acudan a uno de los centros de salud para llevar un control. La recomendación es de 5 controles, como mínimo, durante la etapa de gestación.

En las 31 unidades de salud repartidas entre los cantones Jaramijó, Manta y Montecristi, las mujeres en etapa de gestación reciben constante capacitación, ya sea mediante charlas en las salas de espera o en las “casas abiertas”, así como en los clubes de mujeres embarazadas.

Además se les entrega pastillas que contienen hierro durante todo el proceso de gestación y tres meses después. “Se entregan 3 meses después porque la madre pierde sangre durante el parto y requiere de hierro, ya que también lo pierde en el período de lactancia”, explicó el doctor Chávez.

Durante las charlas, dirigidas a las las mujeres en etapa de gestación, estas son invitadas a integrar los clubes de mujeres embarazadas para que conozcan cómo llevar un parto saludable, tanto con la alimentación cuanto con los controles, así como con los ejercicios y posturas apropiadas, y a identificar las señales de peligro.

Las mujeres en etapa de gestación son informadas sobre los cinco riesgos más recurrentes: dolor de cabeza, sangrado vaginal, dolor fuerte en el vientre, salida del agua fuente y parto añoso (embarazos a partir de los 40 años de edad). Conocerlos permite evitar que se pongan en peligro la vida de la madre y del niño, conocimiento que debe ser adquirido por la mujer, su pareja y la familia, para reconocerlas a tiempo.

El doctor Chávez dijo que, para ser parte de los clubes, una embarazada solo debe acercarse a un centro de salud y manifestar su deseo de integrarse. En los clubes existe incluso una directiva que permite dar seguimiento a casa caso y servir de apoyo en la eventualidad de que la madre lo necesite.

FUENTE: Distrito de Salud 13D02 (Manta), mediante boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Rebeca Alarcón Mieles, analista de comunicación, prensa e imagen.
Anuncios