La Dirección de Agua Potable del Gobierno municipal de Montecristi está aplicando un sistema de “lectofacturación” para modernizar y agilitar la emisión de facturas contra el consumo del público.

El sistema ha sido contratado con la empresa privada Espotel, que también se encarga de cortar el servicio a los consumidores morosos y luego reconectárselo después del pago. Y también hace la instalación o cambio de medidores.

La “lectofacturación”, o facturación en sitio, significa que un obrero del servicio municipal de agua potable va hasta el domicilio del consumidor y con un dispositivo electrónico registra la cantidad de metros cúbicos consumidos que muestra el medidor correspondiente. De inmediato, y de forma automática, el dispositivo móvil genera y emite la factura respectiva, que el obrero entrega a la persona que lo ha recibido en el domicilio visitado.

Factura electrónica del consumo de agua potable en el Cantón Montecristi. Manabí, Ecuador.
Una factura electrónica del consumo de agua potable de un usuario del Cantón Montecristi.

Según la entidad municipal responsable del servicio de agua potable, el objetivo de este nuevo sistema de facturación es mejorar la recaudación y que el consumidor sepa en el acto cuánto debe pagar ese mes y no se atrase, para evitar el corte del servicio; y, si no le resulta posible pagar todo el monto de una vez, puede celebrar un convenio de pago prorrateado.

Pero para lograr que este sistema de facturación funcione bien y de manera general en todo el cantón, la Dirección de Agua Potable del Gobierno municipal de Montecristi debe primero lograr que todos los medidores del consumo sean reubicados fuera del cerco de cada predio o domicilio, es decir que sean expuestos a la vía por donde pasarán los obreros encargados de procesar las facturas.

FUENTE: Boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Sofía Paredes Rivera, directora de comunicación social del Gobierno municipal de Montecristi.
Anuncios