El presidente del Consejo de la Judicatura (CJ), Marcelo Merlo, informó que mantiene reuniones de trabajo con cada una de las direcciones y coordinaciones de la institución, con el objetivo de evaluar el cumplimiento de políticas e instrucciones emanadas a partir del 19 de junio, cuando asumió sus funciones.

Trabajando de esa manera, durante los 90 días de gestión se consiguió recuperar, a través de la empresa de seguros, 1122 bienes (871 son equipos electrónicos e informáticos y 251 mobiliarios) para reponer aquellos que se destruyeron durante el terremoto ocurrido en Manabí, en abril del 2016.

El doctor Merlo explicó que con estos recursos se realizó un proceso de optimización: una parte se destinó a las unidades judiciales manabitas y otra a las dependencias que atienden casos de violencia de género en varias provincias. “En equipamiento, la prioridad tienen las unidades judiciales para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres”, sostuvo.

Por ejemplo, se enviaron un total de 73 computadoras y 25 impresoras repartidas a las provincias de Azuay, Cañar, Chimborazo, Cotopaxi, Tungurahua, El Oro, Esmeraldas, Galápagos, Guayas, Manabí, Morona Santiago, Napo, Zamora Chinchipe, Pichincha, Los Ríos e Imbabura.

Medidas de austeridad

Durante 90 días de gestión, el pleno del Consejo de la Judicatura también dispuso varias medidas de austeridad con el fin de ahorrar los recursos del Estado.

Merlo recordó que una de esas acciones fue la suspensión del servicio de telefonía móvil y roaming a todos los funcionarios judiciales, incluidos los vocales del CJ. “Con esta medida la Judicatura ahorra cada mes 3751 dólares, lo que representa al año 42.858 dólares”, precisó.

En esta misma línea, informó que con el objetivo de mejorar la eficiencia del área jurisdiccional, dispuso que a todos los directores nacionales del CJ se les retire el vehículo que tenían a su cargo. Explicó que la Judicatura, incluidas sus direcciones provinciales, y la Corte Nacional de Justicia (CNJ) cuentan con 193 vehículos. De ese total, 12 están en la planta central del CJ, 27 en la CNJ y 23 están asignados a las delegaciones provinciales.

Asimismo, 71 vehículos cumplen labores administrativas en todo el país y otros 55 fueron a fortalecer el área de citaciones. Finalmente, cinco automotores se destinaron a unidades judiciales especializadas en la lucha contra la violencia de género en Guayas, Manabí, Santa Elena y Esmeraldas.

FUENTE: Boletín informativo y foto, con firma de la Dirección Nacional de Comunicación del Consejo de la Judicatura (Quito), enviados a través de la Unidad de Comunicación de la Delegación del CJ en Portoviejo, Manabí.
Anuncios