Tan pronto amaneció el día domingo 4 de noviembre de 2018, miles de ciudadanos ya esperaban en las veredas de la Avenida Jaime Chávez Gutiérrez (malecón), el paso del desfile cívico que conmemoraba la fecha histórica (4 de noviembre de 1922) cuando la entonces Parroquia Manta obtuvo la jerarquía política de cantón de la República del Ecuador.

Los grupos de personas que desfilaban ese día, desde jinetes montados en sus respectivos caballos, hasta las más altas autoridades públicas de Manta y de la provincia de Manabí, iniciaron su marcha desde las 08h30 en la rotonda vial situada próxima al edificio administrativo de la Autoridad Portuaria y se dirigieron hacia el Parque Eloy Alfaro Delgado, cubriendo un trayecto de poco más de un kilómetro en sentido occidente-oriente.

Reeditada una vez cada año, esta gran marcha cívica celebraba ahora el aniversario 96 del Cantón Manta y, ciertamente, estuvo a la altura del momento actual: bien colorida, animada, moderna, puntual y profundamente significativa. La encabezaba la banda musical de la Policía Nacional, seguida de la cabecera de autoridades y personajes públicos que presidía el alcalde Jorge Zambrano Cedeño y la conformaban concejales y concejalas del cantón; el gobernador de Manabí, Xavier Santos Sabando; los asambleístas Mariano Zambrano Vera y Anyeline Torres Cedeño; los respectivos comandantes locales de las tres ramas de las Fuerzas Armadas ecuatorianas y de la Policía Nacional; las reinas de la belleza de Manta y de Manabí, Andrea Belletini y Dayana Párraga, respectivamente; además de quienes representaban al Gobierno provincial de Manabí, a las distintas instituciones gubernamentales que tienen jurisdicción puntual en Manta, y los abanderados de las unidades educativas que portaban el tricolor (amarillo, azul y rojo) de Ecuador y el albiceleste de Manta.

Las 20 delegaciones de unidades educativas que desfilaron, con sus atuendos y expresiones corporales evidenciaron su pertenencia cantonal y el patriotismo nacional que profesan, mostrando la riqueza productiva y turística del pueblo al que representan. Eso fue caracterizado en los carros alegóricos, las comparsas y los grupos de bastoneras que llenaron de colorido y alegría esta fiesta cívica, resaltando cómo esos actores están cambiando año tras año para mostrar la evolución progresista de las artes, el urbanismo, la producción, el comportamiento social y las tradiciones que distinguen al pueblo de Manta. Por esto hubo muestras de la inclusión de educandos con capacidades distintas y los proyectos transversales orientados a fomentar los valores humanos a través de programas de formación ciudadana, prevención de la violencia y respeto de los derechos.

Estuvieron en la marcha, además, 26 organizaciones de gremios que representan a diversos segmentos de la sociedad cantonal.

El bloque final lo conformaron las delegaciones de la Armada del Ecuador, con efectivos de la Base Naval de Jaramijó; la Fuerza Aérea Ecuatoriana, con efectivos del Ala de Combate Nº 23; miembros de la Policía  Nacional del Ecuador; un grupo de excombatientes en la guerra ecuatoriano-peruana de Paquisha, en 1981; las brigadas barriales formadas por ciudadanos de distintos sectores del cantón. Casi al final desfilaron los vehículos, el personal operativo y la banda musical del Cuerpo de Bomberos de Manta. El fin del desfile lo puso un grupo de jinetes de la Asociación de Caballistas de Manabí, cabalgando vigorosos corceles.

En general, el desfile fue un evento fluido, que se llevó a cabo con lucimiento en los tiempos previstos y con un prolijo cuidado en cuanto a seguridad pública, atención de emergencias primarias de salud, control y ordenamiento a cargo de un contingente importante de servidores, tanto municipales como de las fuerzas del orden y entidades de socorro.

FUENTE: Boletín informativo y fotos, con firma de Gema Arteaga Briones, directora de gestión de comunicación del Gobierno municipal de Manta.
Anuncios