Algunos gobiernos municipales de la provincia de Manabí (Ecuador) y sus correspondientes parroquias rurales, han logrado recientemente diseñar y estructurar sendos proyectos productivos para mejorar la economía local e impulsar la regional. Para echarlos a andar cuentan con el respaldo financiero del estatal Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE).

Esto ha sido posible al ponerse en práctica la segunda fase del “Programa de fortalecimiento institucional para la reconstrucción operativa básica de los gad” -gobiernos autónomos descentralizados- (PFIRGAD) de la provincia de Manabí. El BDE aportó para este programa una asignación no reembolsable de 399.600 dólares, devengados por 47 técnicos que brindaron asistencia especializada.

Como consecuencia de ello se pudo elaborar 33 proyectos a nivel de factibilidad, 5 a nivel de diseño definitivo y 38 perfiles para proyectos de agua y saneamiento.

Entre los proyectos productivos con diseño definitivo, están: el modelo de gestión y comercialización para 2 asociaciones productoras de maíz en la Parroquia La Unión de Santa Ana; la implementación de fincas integrales bajo sistema de riego en las comunidades El Limón, Mis Baque, El Progreso, Santa Lucía y El Ajo, que beneficiará a 108 familias de la Parroquia El Anegado, Cantón Jipijapa.

Quedó listo un plan estratégico de turismo para las comunidades de San Jacinto, San Clemente y San Alejo, las tres de la Parroquia Charapotó, Cantón Sucre. También se hicieron los diseños definitivos para poner en práctica modelos de fincas integrales, en el marco del apoyo a la agricultura familiar campesina, en las comunidades Río Grande, Río Chico, La Ladera, cabecera parroquial, San Jacinto, El Porvenir, Nueva Esperanza, El Rosario, Caña Bravo, El Atascoso, El Encuentro, Las Palmas y La Guaba, en la Parroquia Noboa del Cantón 24 de Mayo.

Desde la izquierda: Darwin Talledo, Jacinto Zamora, José Herrera Falcones y Karina Bardellini.

La presentación y entrega de los proyectos tuvo lugar en el Salón Montonera Isabel Muentes del Centro Cívico Ciudad Alfaro, en la parte más alta de la ciudad de Montecristi. Presidieron este acto la gerente de la zonal Manabí del BDE, Karina Bardellini; el secretario técnico del Comité de la Reconstrucción posterremoto, José Herrera; el subsecretario de Senagua Manabí, Alex Briones; estando como invitados de honor algunos alcaldes y presidentes de gobiernos parroquiales, entre otras autoridades.

“Nuestra responsabilidad como Banco de Desarrollo es apoyar al cien por ciento a los GAD. Justamente uno de los puntales es la asistencia técnica. Ustedes deben tener proyectos aprobados para poder financiarlos”, destacó la banquera Bardellini.

Cinco GAD municipales, 33 GAD parroquiales rurales y el Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales (Conagopare) de Manabí, son beneficiarios directos del programa de reconstrucción productiva impulsado por el BDE.

FUENTE: Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE), zonal Manabí
(Portoviejo), mediante boletín informativo y fotos con firma de Armando Castro
Briones, analista junior de comunicación y difusión.