Ya es momento de obtener o renovar la licencia para operar negocios turísticos

Aparte de los registros y autorizaciones que se tramitan cada año en el Ministerio de Turismo, los dueños o administradores de negocios turísticos del Ecuador deben obtener -así mismo, cada nuevo año- la licencia que otorga para estos casos la Administración municipal correspondiente.

En el caso particular del Cantón Manta, el periodo de licenciamiento inicia el 2 de enero de cada año y se extiende hasta finales de junio (en el presente año hasta el día 28 de este mes), lo que no significa esperar hasta este extremo para cumplir un trámite tan indispensable para que el negocio funcione sin contratiempos legales. La licencia es un requisito insalvable para operar cualquier negocio turístico, pues así lo manda la ordenanza municipal específica. El documento se obtiene en la oficina de la Dirección de Turismo del Gobierno municipal de Manta, situada en la Playa El Murciélago.

De conformidad con la “Ordenanza que crea y regula la tasa para otorgar licencias únicas anuales de funcionamiento a establecimientos turísticos del Cantón Manta”, dentro de este rango están considerados los hoteles, hostales, restaurantes, cafeterías, bares, discotecas, salas de billar, karaokes, fuentes de soda, salas de recepciones, centros de convenciones, centros de recreación, balnearios, agencias de viajes, transportes especializados, cevicherías, picanterías, comedores, asaderos; y, en general, todo servicio que se preste a los turistas.

Durante el presente mes de enero, personal autorizado de la Dirección Municipal de Turismo visita los negocios que recién empiezan a fin de notificar a sus dueños e indicarles que solo tienen un plazo de 30 días para obtener la Licencia Única Anual de Funcionamiento. Mientras que a los negocios ya establecidos se los visitará en el mes de febrero, para recordar a sus dueños o administradores que deben renovar dicha licencia.

El plazo máximo para la renovación de la licencia es hasta el 28 de junio del 2019. Si pasada esta fecha no se ha renovado, la Administración municipal procederá a sancionar a los propietarios incumplidos, de acuerdo con lo establecido en el Art. 36 de la ordenanza mencionada, que en su numeral 4 señala la exigibilidad de la cancelación  de la tasa.

Por otra parte, es necesario recordar que la Administración municipal de Manta tiene la facultad de inspeccionar -en cualquier momento y sin notificación previa- a los establecimientos que lucran del turismo a fin de verificar el cumplimiento de las condiciones y obligaciones que correspondan a la categoría o clasificación otorgada, de acuerdo a lo dispuesto en la Ley de Turismo.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín informativo con firma de Gema Arteaga Briones, directora de gestión de comunicación.
Anuncios