Luego de que el terremoto del 16 de abril de 2016 le causara daños estructurales que impidieron continuar sus actividades, hoy (lunes 03 de junio/2019) reabrió sus puertas la Escuela Ramón Virgilio Azúa, en Tarqui.

El alcalde de Manta, Agustín Intriago Quijano y algunos concejales municipales, junto a representantes del correspondiente Distrito de Educación estuvieron en este acontecimiento extraordinario.

Ceremonia de la reapertura.

Intriago agradeció la invitación a participar en la reinauguración de la hermosa estructura escolar, acto que -dijo- permite volver a creer que es posible saldar una deuda enorme que se tiene con esta parroquia, que sufrió una devastación tremenda y lamentablemente hasta hoy ha faltado la gestión necesaria para sacarla adelante con todos los servicios que requiere.

Añadió que “es importante empezar por la educación, pilar fundamental para darle a nuestros hijos las herramientas básicas para su preparación. Creemos que con la gestión adecuada se puede lograr conquistas importantes para mejorar la calidad de vida de los habitantes de Tarqui”.

El orgullo de retratarse con la primera autoridad pública del cantón.

Karla Guillén, directora zonal de Educación, expresó que la Escuela fiscal Ramón Virgilio regresa a casa, un hecho trascendental para los estudiantes y para la trayectoria de este plantel que fue creado el 10 de marzo de 1954.

La estudiante Yoseth González Quijije agradeció el apoyo de las autoridades para la reconstrucción de este plantel educativo.

José Burgos Briones, director distrital de Coordinación Zonal de Educación; Andrea Guadamud, directora del plantel educativo; padres de familia, y los estudiantes, participaron de este significativo acto que tuvo presentaciones artísticas de estudiantes invitados al evento.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín informativo y fotos con firma de Gema Arteaga Briones, directora de gestión de comunicación.