El sistema público hidrosanitario de la ciudad de Manta se halla en estado de emergencia por decisión del Directorio de la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM), organismo municipal responsable de los servicios cantonales de agua potable y alcantarillado. Esa medida extrema es respaldada por el Concejo cantonal de Manta y también por el Consejo Universitario de la ULEAM, cuya sede matriz se encuentra en la ciudad ya citada.

Precisamente aquí, en el campus de la ULEAM, el alcalde de Manta y presidente del Directorio de la EPAM, Agustín Intriago Quijano, explicó ante el Consejo Universitario las razones que motivaron la declaratoria de emergencia del alcantarillado sanitario y pluvial. Y manifestó que el tema debe ser de ciudad, por eso la medida debe tener el apoyo y respaldo de todas las instituciones que conforman esta urbe manabita.

La comparecencia del alcalde fue acompañada por el gerente de la EPAM, Ángel Moreira, que entregó al rector de la Uleam, Miguel Camino Solórzano, el informe técnico que motivó la declaratoria de emergencia mencionada.

El rector universitario dijo que la institución a la que representa también apoya la declaratoria de emergencia y ofreció el respaldo del alma mater para superar este problema, haciendo el seguimiento respectivo.

La declaratoria de emergencia fue tomada por el Directorio de la EPAM, el martes 30 de julio del 2019, abriendo paso a la gestión y búsqueda de recursos humano, físico y financiero para controlar la contaminación que afecta de manera directa a los ciudadanos asentados en barrios cercanos a los ríos Burro, Manta y Muerto, en cuyos cauces secos se derrama mucha agua servida que llega hasta allí mediante numerosas alcantarillas privadas, construidas cuando en las proximidades de esos sectores no había alcantarillado público.

A más de eso, con frecuencia se ha dicho en público que el sistema de alcantarillado de la ciudad es defectuoso y deja escapar aguas sucias que terminan en los mismos cauces. Y estos las llevan a sus desembocaduras, en las playas de Tarqui y Los Esteros.

Agustín Intriago habla ante el Consejo Universitario de la ULEAM.

En la Administración municipal que dirigió el exalcalde Jaime Estrada Bonilla, y de la que formó parte como concejal el actual alcalde Intriago, se contrató un crédito de 100 millones de dólares del Banco Mundial para remediar el problema sanitario y regenerar 7 vías urbanas. Pero este crédito fue aprobado en las postrimerías de la gestión de Estrada, así que lo administró el siguiente alcalde, Jorge Zambrano Cedeño.

Todavía no está claro por qué lo que se hizo con ese crédito financiero no ha solucionado el problema. Podría ser que el plan diseñado en la Administración de Estrada se quedó corto, o no era el apropiado; pero también podría ser que Zambrano distorsionó ese plan tratando de optimizar los recursos, como él justificaba cada vez que tenía ocasión.

El caso es que ahora la Administración que dirige Intriago dice que el sistema de alcantarillado de la ciudad de Manta está colapsado y cifra en 300 millones de dólares el costo de la remediación. Pero, hallándose reembolsando el crédito del Banco Mundial, la capacidad financiera del Gobierno municipal de Manta está muy disminuida y solo un aporte extraordinario del Gobierno nacional podría solucionar este problema. Y a esto se apunta.

FUENTE: Boletín de la EPAM sobre la presencia del alcalde en la ULEAM y el respaldo de esta a la emergencia sanitaria.