La Feria del Comercio de Manta estará en Piladora Carmelita

La feria anual del comercio de Manta (edición popular), se ubicará este año en los amplios patios de la antigua Piladora Carmelita, a un costado de la vía que conduce a Montecristi, entre la Avenida Interbarrial y la Ciudadela La Aurora. En el pasado ya se la realizó allí una vez, pero con poco éxito debido a problemas de transporte y publicidad.

Esta feria tradicional, que en sus inicios tenía lugar en la unión de la Calle Séptima con la Avenida Cuarta (centro histórico de la ciudad), con el tiempo ha estado cambiando de sitio. Las más de las veces ocurrieron en la explanada que está junto a La Poza (antigua dársena de la flota pesquera artesanal), en el extremo oriental de la Avenida Jaime Chávez Gutiérrez (malecón). Pero también se ha hecho en lo que hoy es la zona comercial Nuevo Tarqui, entre la Avenida 24 de Mayo y la Avenida de la Cultura.

Ahora, una vez más, se ha escogido los patios de la Piladora Carmelita porque son inmensos, tienen piso de cemento, cercamiento e instalaciones eléctricas, telefónicas y de agua potable y alcantarillado. Y porque esta fue la propuesta presentada por la empresaria Ruth Noemí Bravo Toro al Concejo municipal de Manta, que llamó a concurso público de ofertas para adjudicar los derechos de organización, montaje, administración y usufructo, velando por la responsabilidad social correspondiente.

La señora Bravo reunió a cabalidad todos los requisitos exigidos, obtuvo el más elevado puntaje del proceso de calificación y se adjudicó la organización de esta feria, según el criterio municipal. Y para alzarse con este derecho deberá pagar al Municipio la suma de 42.500,00 dólares americanos, además de cumplir todos los requisitos de funcionalidad, presentación de espectáculos artísticos, seguridad ciudadana, higiene, orden y otros.

Esta feria, que ocurre entre los últimos días de octubre y los primeros de noviembre, siempre se ha caracterizado por ofrecer mercadería variada y de bajo costo, por lo cual se la considera popular. Paralelamente ofrece los clásicos juegos mecánicos preferidos por los niños y un espacio habilitado para baile. Incluye, por cierto, comedores y dulcerías.

Los expositores y vendedores suelen ser comerciantes itinerantes que recorren el país de feria en feria, además de los residentes en la ciudad de Manta. Venden ropa, calzado, utensilios de cocina, accesorios para el hogar, juguetes, bisutería, joyas, suplementos alimenticios, entre muchos más productos.

En el recinto de la Piladora Carmelita también se hizo una vez la feria comercial e industrial organizada por la Cámara de Comercio de Manta. Lo bueno de este lugar es su amplitud y estructuras básicas permanentes, aparte de estar completamente cerrado. Incluso el parqueo de vehículos puede hacerse ordenadamente dentro del recinto.

FUENTE: Con aportes de un boletín del Gobierno municipal de Manta.
Anuncios