Un grupo de numerosos ciudadanos respondió con su presencia fervorosa a la convocatoria del alcalde de Manta, Agustín Intriago Quijano, de reunirse ayer (lunes 14 de octubre del 2019) en la explanada del palacio municipal, para un momento de unción cívica por la armonía social y la paz de todo el Ecuador. Fue una forma de celebrar el acuerdo al que llegaron el Gobierno nacional ecuatoriano y los abanderados de las movilizaciones populares en contra del aumento de precio a los combustibles.

Agitando su bandera celeste y blanca, que simboliza el civismo del Cantón Manta, y coreando “¡Viva Manta, viva la paz!”, los ciudadanos demostraron su patriotismo y su fe de que Ecuador, aún en los momentos más conflictivos y difíciles, siempre sale adelante sin menguar su integridad nacional y con la esperanza de un porvenir mejor.

La concentración “cívica, ciudadana y pacífica”, como resaltó Glenda Saltos, presidenta de la Federación de Artesanos, tuvo como objetivo elevar un único mensaje: “Manta es una ciudad de paz, con gente amable y trabajadora”. Había sido convocada en el fragor de la convulsión que provocó el encarecimiento de los combustibles, y se proponía hacer un llamado a bajar los ánimos de tensión de ese momento; pero la terminación del paro y las protestas callejeras le dio este otro rumbo.

En el encuentro, donde se reafirmó la unión de los mantenses, se dedicó un minuto de silencio por los hermanos ecuatorianos que perecieron en enfrentamientos con la policía durante los 11 días de manifestaciones en contra de las medidas económicas impuestas por el Gobierno. El sacerdote Alberto Benavides ofreció una oración de agradecimiento a Dios e invitó a los asistentes a reflexionar y a nunca dejar de lado la unidad e igualdad entre todos.

Por su parte, el niño Gerard Holguín se robó los aplausos de los ciudadanos al ofrecer la poesía musical “Ayuda mutua”. El pequeño pidió tomarse de la mano y exteriorizó su pensamiento más sincero: “Juntos podemos salir adelante. Aprendamos (a) ayudarnos los unos a los otros”.

El alcalde Agustín Intriago Quijano afirmó que “Ninguna postura vale lo que vale la vida de una ecuatoriana o (un) ecuatoriano, y eso nos duele y nos debe dejar lecciones para no repetirlas”. Recalcó que se debe cultivar el amor en el corazón de los mantenses, y añadió: “Manta tiene todo para desarrollarse, tiene la mejor sociedad, los mejores trabajadores, los mejores ciudadanas y ciudadanos. No nos dividamos, por favor; no dañemos lo lindo que somos: gente amable, de lucha, de esfuerzos”.

El Cuarteto de Voces del Municipio acompañó la jornada entonando, al inicio, el himno nacional y, al finalizar, el himno de Manta.

FUENTE: Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.
Anuncios