Delfín es el equipo que ha elevado el fútbol de Manabí a un nivel de competencia entre los mejores de Suramérica. Desde hace más de dos años está ubicado en el top ten de los equipos que compiten por el máximo trofeo del fútbol profesional ecuatoriano. Y el día sábado que se aproxima, 16 de noviembre del 2019, disputará en su cancha (Estadio Jocay) de Manta la gran final de la Copa Ecuador, midiéndose con el linajudo Liga Deportiva Universitaria de Quito (LDUQ) que le venció en su reducto durante el partido de ida.

Para los fanáticos de cada equipo esta final es de “vida o muerte”, porque no solo está en juego el resultado en goles y el premio correspondiente, sino también el prestigio grupal e institucional. El título en disputa significa más seguidores o fanáticos y consecuentemente más taquilla y mejores regalías por derechos publicitarios; y, por sobre todo, más renombre y más lustre para el fútbol de la ciudad y de la provincia a las que pertenece cada equipo. Esto último es lo que prima en el sentimiento de los aficionados y parciales, que naturalmente prefieren el júbilo y detestan la amargura.

Pero el Delfín esta vez la tiene cuesta arriba, porque debe remontar la goleada del partido de ida y evitar que su rival haga nuevos goles. Solo así alcanzará el triunfo y una gran eclosión de júbilo en todo el territorio provincial de Manabí. Tarea nada fácil, pero tampoco imposible, como ya lo demostró antes el propio Delfín en una situación similar frente al Barcelona de Guayaquil.

Estadio Jocay de Manta.

Con semejante desafío ad portas, es comprensible que la Alcaldía de Manta se haya interesado en preparar un amplio plan de contingencia para el día del duelo, tanto para asegurar el bienestar de los hinchas y la tranquilidad de la ciudad, cuanto para no entorpecer demasiado el tránsito en la zona alrededor del estadio.

Porque habrá interrupción del tránsito en ciertos tramos de vías, que empezará desde las 08h00 y se prolongará hasta las 18h00. Contempla el tramo de la Avenida 113 desde la Calle Oliva Miranda (oriente) hasta la antigua vía Puerto-Aeropuerto y hoy llamada Avenida María Auxiliadora (occidente). Simultáneamente se interrumpirá el tránsito en las avenidas 111, 111A y 112, que comunican el estadio con la Avenida María Auxiliadora.

Las vías alternas habilitadas para la circulación vehicular son las calles Oliva Miranda, Villas del Seguro y Avenida María Auxiliadora.

El partido Delfín vs LDUQ comenzará a las 15h00 y culminará a las 17h30, con la ceremonia previa incluida. Un poco antes de ese lapso y un poco después del mismo, estará habilitado un estacionamiento de vehículos en el conocido Patio Superior, distante a unas pocas calles del estadio.

Así acostumbran celebrar los hinchas del Delfín los triunfos del equipo manteño.

Cualquiera que sea el resultado del partido, los aficionados al Delfín igual se aprestan a celebrarlo porque el cuadro de sus amores será campeón o vice campeón de la Copa Ecuador, esperando lo primero para que el festejo sea al máximo y de muchas horas de duración. La fiesta ha sido programada para desarrollarse en la Plaza Cívica Eloy Alfaro, en el centro histórico de la ciudad y junto a la avenida del malecón.

Allí habrá presentación de cantantes con estupendo acompañamiento musical. Pero el desborde festivo popular empezará tan pronto culmine el partido, con una caravana de automotores dirigiéndose hacia la plaza cívica, por una ruta que hasta el momento de escribir esta información todavía no estaba definida.

Delfín es el único equipo de la historia del fútbol manabita que ha disputado una Copa Libertadores de América, máximo torneo de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol), y ahora mismo se mantiene compitiendo entre los cinco mejores equipos de los campeonatos profesionales del Ecuador, con una racha de casi tres años consecutivos.

FUENTE: La información del operativo de tránsito y de la fiesta corresponde al Gobierno municipal de Manta, mediante boletín y fotos.