Cooperación japonesa dotará a Manta un sistema inclusivo de alertas

Entrevista de los técnicos japoneses, responsables de instalar el sistema de alertas, y el vicelacalde de Manta, en el despacho de este último.

La Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) dotará a Manta, a través de su Gobierno municipal, de un sistema inclusivo de alerta temprana que prevendrá a la población ante la inminencia de desastres causados por terremotos o tsunamis, según boletín y fotos del Municipio local.

El sistema permitirá emitir alertas en caso de desastres y pueden ser comprendidas aun por personas que no pueden oír. El mismo sistema ayudará a turistas que no entienden el idioma español.

El Gobierno de Japón invertirá 2 millones de dólares por medio de la JICA, organización que aporta a la reconstrucción de localidades afectadas por catástrofes, dijo Hiroshi Kawamura, asesor principal de Atdo-Astem-Green8, consorcio que ejecutará el proyecto.

El técnico explicó que, una vez puesto en marcha el sistema, 42 televisiones mostrarán información generada especialmente para personas con discapacidad auditiva, y serán instaladas en lugares estratégicos del cantón. La información llegará a los aparatos por medio de internet, desde una base instalada en el Conadis (Consejo Nacional de Discapacidades) en Quito, ciudad donde se situarán diez televisiones más.

El vicealcalde de Manta (centro) posa con la visita japonesa.

Con todo eso se pretende también mejorar las condiciones para el turismo inclusivo, ya que se escogió a Manta precisamente por esta doble condición: turística y de desastres, y además por realizar simulacros de prevención y socorro ante catástrofes eventuales.

El proyecto, considerado piloto y desarrollado bajo la denominación de Centro de Accesibilidad Nacional, tendrá una duración de 30 meses, luego de lo cual se espera que se vuelva autosustentable.

El Municipio de Manta seleccionará los edificios donde se ubicarán las televisiones, como se acordó en un acto celebrado el día miércoles 4 de diciembre del 2019, cuando estuvieron presentes la delegación del consorcio japonés y el vicealcalde de Manta, Raúl Castro.