Eliminan uno de los focos contaminantes del Río Manta

Han debido romper parte de un muro de gaviones para poder reparar el colector de aguas servidas averiado.

La medida extrema de declarar a la ciudad de Manta en estado de emergencia sanitaria -lo que se hizo en julio/2019-, está justificando la prioridad que la EPAM (Empresa Pública Aguas de Manta) concede a una variedad de acciones para reparar, reconstruir o reemplazar la infraestructura sanitaria en mal estado por el tiempo de uso o a consecuencia del terremoto de abril/2016.

Con ese amparo legal se hace una limpieza a fondo en los cauces de los ríos que atraviesan la ciudad y, de paso, se van reparando los daños encontrados en los colectores de aguas servidas construidos en los márgenes fluviales. Esta infraestructura deteriorada es parte del gran problema que representa la contaminación ambiental en la ciudad, porque las aguas servidas o sucias se escapan por las averías, llegan al cauce y terminan en la playa costera.

Justamente desde ayer, jueves 2 de enero, el colector de aguas servidas que se encuentra a la altura del Barrio Nueva Comunidad Río Manta está siendo reparado, con lo que la EPAM espera eliminar este grave foco de contaminación ambiental. Se cambiará 108 metros lineales de tuberías de 400 milímetros de diámetro y se construirá 2 pozos de revisión, para darle mayor resistencia y evitar que se vuelva a desacoplar.   

Para repararlo, se está procediendo a retirar una parte del muro de gaviones del margen izquierdo del Río Manta, para luego sacar la tubería vieja y colocar las nuevas, con lo que se eliminará el problema de contaminación que afecta a los barrios aledaños al Río Manta. Este trabajo se espera concluirlo en dos semanas.

Este colector se dañó durante el sismo del 16 de abril del 2016; es decir, ha permanecido dañado por más de 3 años.

FUENTE: Epam (Manta), mediante boletín y foto con firma de Gabriel Pazmiño Zambrano, gerente de Comunicación.