“Hay que dejar de criar hombres machistas y mujeres temerosas; hay que tratar de cambiar la cultura de las nuevas generaciones” (Fransheska, Ecuador).

        10 mujeres son asesinadas cada día en México. “En mi salón de clases somos 35 y solo ocho son hombres. Si te pones a pensar, en tres días básicamente, podríamos desaparecer todas” (Karla, México).

En el marco del 8 de marzo, “Día Internacional de la Mujer y la Niña”, adolescentes de México y Ecuador abordaron las principales dificultades que viven las mujeres en sus países. La violación, el asesinato, el acoso físico y en redes sociales; la indiferencia de las autoridades del Estado y de la sociedad en su conjunto, son algunos de los factores que, consideraron, atentan contra la seguridad y la vida de miles de niñas y adolescentes en Latinoamérica y el Caribe.

En la conferencia de prensa virtual, convocada por el proyecto #TejiendoRedesInfancia, cofinanciado por la Unión Europea, las participantes (mujeres entre 15 y 18 años de edad) compartieron cómo viven en sus países siendo jóvenes, sus temores y propuestas de acción para que su derecho a la igualdad y a una vida libre de violencia sean garantizados.

Sobre la situación que se vive en México, Kristelle (16 años) y Karla (18) compartieron sus experiencias. Sobre cómo viven en su país, Kristelle dijo: “Si vivo con un poco de miedo, me tengo que limitar en algunas cosas; por ejemplo, no me dejan salir sola o tomar el transporte público. Por lo regular me lleva alguien conocido… Diario hay noticias de personas desaparecidas, pero más mujeres y en especial nosotras las adolescentes estamos muy expuestas”.

Por su parte, Karla, de 18 años, señaló que, en México, cada día 10 mujeres son asesinadas. “En mi salón de clases somos 35 y solo ocho son hombres. Si te pones a pensar, en tres días, básicamente, podríamos desaparecer todas”. Apuntó: “es muy incómodo sentir el acoso de una persona, tener que estar volteando cada dos segundos… Llega un momento en que desconfías de todas las personas y en todo momento, ya sea un hombre o un adolescente; y más porque no estás haciendo nada malo”.

Nexary (15) y Fransheska (17) de Ecuador, hablaron sobre cómo viven las adolescentes en su país. Sobre ello, Nexary consideró que es difícil reflexionar con otros a través de las redes sociales sobre la situación que viven las mujeres. “Es muy triste ver noticias en redes sociales de feminicidios y darte cuenta de los comentarios de las personas con tanta falta de conocimiento que dicen cosas incoherentes”. Dijo que también que “es común que cuando compartes un mensaje sobre los derechos de la mujer, o haciendo un llamado, se note todo el machismo que hay; porque te empiezan a llegar mensajes o insultos por ser feminista o por tener cierta ideología… Los insultos tratan de hacerte sentir mal y quitarle crédito a todo lo que haces”.

Fransheska, por su parte, dijo: “Hoy en día, ser mujer es sinónimo de miedo de temor, de pensar si salgo y vuelvo a la casa viva… En Ecuador ya no se conforman con violarlas, sino que ahora también las asesinan”. Consideró que es importante hacer concientización desde la misma familia. “La cultura de crianza de antes realmente ha sido algo vergonzoso… porque han criado hombres demasiado machistas y mujeres temerosas… no nos han ayudado a ser mujeres empoderadas y hay que tratar de cambiar en algo la cultura de las nuevas generaciones”, dijo.

Las participantes consideraron necesario que las autoridades abran más espacios para difundir sus derechos, de formación y empoderamiento para las niñas y las adolescentes, que cuenten con recursos para elaborar políticas públicas eficientes que contribuyan a reducir los delitos, charlas informativas sobre la igualdad con diferentes sectores de la sociedad, capacitación en las unidades educativas para estudiantes, entre otros.

Finalmente, las participantes compartieron algunas de las acciones que realizan para prevenir y concientizar a la sociedad, como el uso de las redes sociales, su participación en charlas informativas en escuelas, o bien en acciones masivas, como el paro nacional que se realizará este lunes 9 de marzo en México.

De acuerdo con datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), 1,1 millones de niñas y adolescentes fueron víctimas de violencia sexual u otras formas de violencia antes de cumplir los 19 años de edad, durante el 2019[1]. De igual manera, 1 de 4 niñas en América Latina y el Caribe se casan o entran en unión temprana antes de cumplir los 18 años[2], 4 de cada 10 adolescentes y jóvenes entre 15 y 19 años han experimentado alguna vez violencia por parte de sus parejas[3], 1 de cada 4 niñas y adolescentes vive en situación de pobreza o no acude a la escuela[4].

– o –

 #TejiendoRedesInfancia es un proyecto cofinanciado por la Unión Europea, que busca contribuir al fortalecimiento y consolidación de una plataforma de defensa de la niñez y adolescencia en 19 países de América Latina y el Caribe. El contenido de esta publicación es responsabilidad exclusiva de Derechos Infancia México A.C./ #TejiendoRedesInfancia y en ningún caso debe considerar que refleja los puntos de vista de la Unión Europea


[1] UNICEF, Igualdad de género, 2016. Disponible en: https://uni.cf/2wzHDfr

[2] UNICEF, Matrimonio Infantil y Uniones tempranas en América Latina y el Caribe, 2018. Disponible en: https://uni.cf/3anTn3c

[3] UNICEF, Panorama de la niñez y adolescencia, 2019. Disponible en: https://uni.cf/2TG3GZD

[4] UNICEF, Igualdad de género, 2016. Disponible en: https://uni.cf/2wzHDfr

FUENTE: Tejiendo Redes Infancia (México), mediante boletín con firma de Verónica Morales González.