130 personas mantienen activa la Función Judicial de Manabí

Treinta dependencias de la Función Judicial se hallan activas en la provincia de Manabí (Ecuador), atendiendo todos los casos de flagrancia (delitos sorprendidos en el acto, infraganti). En esto trabajan cada día 130 personas, que se valen de la telemática (medios electrónicos de comunicación oral y visual a distancia) para cumplir la cuarentena nacional que lleva implícito el distanciamiento social o, lo que es lo mismo, que no haya grupos de personas en un mismo lugar.

La precaución es para evitar la propagación del coronavirus que causa la enfermedad COVID-19, pandemia que tiene en jaque al mundo entero.

Aquella cantidad de servidores judiciales se desglosa así: 30 juzgadores, 30 con funciones de secretaría, 46 con funciones administrativas, 6 con funciones médicas, 8 con funciones psicológicas y 10 trabajadores sociales, que atienden casos relacionados con las materias penal, familia, tránsito, violencia contra la mujer y miembros del núcleo familiar, adolescentes infractores, y garantías penitenciarias.

La Dirección Provincial del Consejo de la Judicatura en Manabí ejecuta protocolos sanitarios en cada una de las dependencias judiciales, con el objetivo de salvaguardar la seguridad de todas las personas que cumplen las actividades mencionadas. Además, implementó 8 salas diferenciadas, donde se desarrollan audiencias telemáticas en las unidades judiciales penales y multicompetentes de los cantones Portoviejo, Chone, Pedernales, El Carmen, Jipijapa y Sucre.

De acuerdo a información de la Dirección Nacional de Gestión Procesal del Consejo de la Judicatura, entre el 16 y el 25 de marzo se atendieron 1.393 casos de flagrancia. Manabí es la segunda provincia con más casos, donde se desarrollaron 156 diligencias de este tipo.

FUENTE: Consejo de la Judicatura, Dirección Provincial en Manabí (Portoviejo), mediante boletín y foto con firma de su Unidad de Comunicación.