Amplían turnos para atender garantías jurisdiccionales

El pleno del Consejo de la Judicatura de Ecuador (Sur América) resolvió ampliar y establecer el sistema de turnos en la atención de garantías jurisdiccionales (protección de derechos constitucionales e internacionales y reparación de daños causados por la vulneración de esos derechos), por las juezas y los jueces de primer nivel, en las provincias de Guayas, Pichincha, Los Ríos, El Oro, Manabí y Azuay, durante la emergencia sanitaria obligada por el coronavirus.

La decisión fue adoptada en sesión extraordinaria realizada el 17 de abril de 2020, de conformidad con las directrices establecidas en la resolución No. 031-2020 de 17 de marzo de 2020, mediante la cual se suspendió la atención y la jornada laboral de los servidores judiciales, excepto para los casos de flagrancia penal, violencia contra la mujer y miembros del núcleo familiar, tránsito y adolescentes infractores.

De acuerdo a lo resuelto por el pleno del CJ, las apelaciones en materia de garantías jurisdiccionales serán conocidas y resueltas por las juezas y los jueces competentes, de acuerdo al procedimiento previsto en la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional.

Las direcciones provinciales, bajo la supervisión de la Dirección General del Consejo de la Judicatura, elaborarán el cronograma, los horarios y los cuadros de atención respectivos.

En las demás provincias, las juezas y los jueces de flagrancia y multicompetentes de turno continuarán conociendo y resolviendo las causas de garantías jurisdiccionales.

El pleno del Consejo de la Judicatura ampliará o modificará la aplicación de este sistema, de acuerdo con las disposiciones emitidas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, a partir de lo cual se priorizarán las provincias con mayor incidencia de contagios de la COVID- 19.

Durante la vigencia del estado de emergencia sanitaria, quedan excluidos de la atención de garantías jurisdiccionales, las servidoras y los servidores judiciales que presenten una o más condiciones de vulnerabilidad de contagio de la COVID-19, como edad superior a los 60 años, estado de gestación o en periodo de lactancia, patologías crónicas e inmunodeprimidos o el padecimiento de comorbilidades, debidamente justificadas.

Para el conocimiento de estos temas, los servidores judiciales podrán realizar audiencias mediante sistemas telemáticos, inclusive desde sus domicilios, mientras dure la emergencia sanitaria.

FUENTE: Consejo de la Judicatura (Quito), mediante boletín firmado por su Dirección Nacional de Comunicación.