Desacuerdo de mandatarios manabitas con Gobierno nacional

Las personas que dirigen la gobernanza seccional de Manabí (provincial, cantonal y parroquial), firman colectivamente un “pronunciamiento” público en el que expresan su “absoluto desacuerdo” con la decisión del Gobierno nacional, de pasar del “aislamiento” al “distanciamiento” el próximo lunes 4 de mayo. Y rechazan que el mayor peso de gestionar la emergencia sanitaria recaiga sobre los gobiernos locales.

El pronunciamiento está firmado por el prefecto (Leonardo Orlando Arteaga), la viceprefecta (Kelly Buenaventura Moreira), por un representante de cada uno de los 22 gobiernos municipales de Manabí, y por algunos representantes de los gobiernos parroquiales rurales. Y obedece a la resolución que estos tomaron durante una sesión virtual realizada los días lunes 27 y martes 28 de abril del 2020, ya que juntos conforman el Consejo Provincial de Manabí, órgano legislativo y fiscalizador del Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) de esta provincia ecuatoriana.

La comunicación aludida considera que en Manabí las condiciones no están dadas para levantar el 4 de mayo las restricciones sociales impuestas hasta ahora para detener la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 y que, además, según el artículo 32 de la Constitución Política de la República del Ecuador, es al “Estado Central” a quien corresponde “garantizar la salud de todos los ecuatorianos.”

También reclama que el Gobierno nacional se ponga al día con alícuotas monetarias que, por ley, corresponden a cada gobierno seccional. Subraya que esto es prioritario y urgente en este momento de crisis humanitaria, y sobre todo si se ha decidido delegar a los gobiernos seccionales la responsabilidad de administrar el comportamiento de la emergencia sanitaria en su respectivo territorio.

Insertamos a continuación el documento PDF con el texto íntegro del pronunciamiento mencionado.

FOTO: Leonardo Orlando Arteaga, prefecto provincial de Manabí, Ecuador (Ecuador Willana, tomada del banco de imágenes de Google).