Los suicidios en cárceles de Nueva York se disparan

Según la campaña #HALTsolitary, hay más de 38.000 sentencias de castigo solitario y el 81 % de los condenados a confinamiento solitario, son negros o latinos. FOTO: Enviada por David Ramírez

Un estudio revela que el confinamiento solitario, castigo vigente en las cárceles del estado, es una de las causas que lleva a los prisioneros a quitarse la vida. Al menos 18 internos se suicidaron el año pasado

David Ramírez* / Nueva York / 28-05-2020

Los suicidios en el sistema penitenciario del estado de Nueva York el año pasado aumentaron a su nivel más alto en casi una década, denunciaron esta semana familiares de prisioneros que se quitaron la vida, quienes junto a abogados y médicos psiquiatras revelaron el informe ‘The Wall Are Closing In On Me’.

En una rueda de prensa virtual y utilizando datos del informe basado en estadísticas estatales, los denunciantes aseveraron que el estudio encuentra un número récord de suicidios en las cárceles de Nueva York en 2019, con una tasa de suicidios casi el doble del promedio nacional y más de un tercio de todos los suicidios entre los prisioneros que estaban en confinamiento solitario.

El informe también revela intentos de suicidio en las cárceles de Nueva York casi cada dos días, con una tasa de intentos de suicidio que es 12 veces mayor, nuevamente entre los reos en confinamiento solitario. El estudio encuentra un aumento en el suicidio y la autolesión en las cárceles del estado de Nueva York, haciendo énfasis en que el confinamiento solitario es el conductor principal de la conducta de auto eliminarse de los detenidos.

Llaman a derogar el castigo de confinamiento solitario

La #HALTsolitary, la campaña que en Nueva York ha estado luchando por alternativas e incluso la derogatoria del confinamiento solitario, reveló que, si bien los estándares de derechos humanos adoptados por las Naciones Unidas afirman que el castigo en solitario, más allá de los 15 días es una tortura, el estado de Nueva York mantiene a las personas en aislamiento durante meses, años y décadas.

Incluso antes de COVID-19, aseguró #HALTsolitary, el uso del confinamiento solitario en realidad había aumentado desde que el gobernador Andrew Cuomo afirmó haber implementado reformas en 2015, con más de 38.000 sentencias de castigo solitario en 2018 y el 81 % de las personas en solitario eran negras y / o latinas.

Los defensores están pidiendo a los legisladores que promulguen la ley H.A.L.T. para derogar el aislamiento solitario como castigo. El proyecto de ley cuenta con un apoyo mayoritario, tanto en el Senado como en la Asamblea, y pondría fin a esta forma de tortura racista y reemplazarla con alternativas más humanas y efectivas.

Estudio oportuno

El informe llega en un momento crucial, ya que la propagación de infecciones por coronavirus potencialmente mortales, la eliminación de las visitas en todo el sistema y el uso médicamente inapropiado y peligroso del aislamiento solitario en lugar de la cuarentena, más la atención y el tratamiento inadecuados ejercen una presión extraordinaria sobre las personas encarceladas.

Al mismo tiempo, establece el documento, los neoyorquinos que acatan las órdenes de permanecer en su mayor parte en casa, solo tienen un pequeño vistazo de los horrores exponencialmente más devastadores del confinamiento solitario.

“Nuestro hijo Ben ya no podía soportar la violencia, la brutalidad, la inhumanidad y la soledad de la vida en prisión. Había experimentado y presenciado demasiados eventos horribles. El 30 de octubre de 2014, mientras estaba en confinamiento solitario, Ben colgó él mismo. Tenía 21 años. Si HALT hubiera sido ley, mi hijo todavía estaría vivo hoy”, dijo Alicia Barraza, madre del difunto Ben Van Zandt,

Entre quienes tomaron parte de la conferencia, además de Barraza, estuvieron, el doctor Bandy Lee, psiquiatra de la Escuela de Medicina de Yale y reconocido experto en salud mental y correccional; Jack Beck, experto en correccionales y uno de los principales autores del informe; Víctor Pate, sobreviviente de confinamiento solitario y organizador estatal de la campaña #HALTsolitary; Mary Buser, ex jefa asistente de salud mental para las cárceles de Nueva York; y, Jerome Wright, también un sobreviviente de confinamiento solitario y organizador estatal de #HALTsolitary.

Suicidios en celdas de castigo es más alto

El informe estableció que 18 prisioneros se suicidaron en 2019, fue la mayor cantidad de suicidios desde 2010, cuando 20 personas se suicidaron tras las rejas. El número de neoyorquinos encarcelados ha disminuido en más de 10.000 desde 2010, lo que significa que la tasa de suicidios el año pasado fue en realidad más alta que en 2010.

La campaña #HALTsolitary a través de la Ley de Libertad de Información logró establecer que la tasa de suicidios fue aún mayor entre los reclusos en régimen de aislamiento. De las 70 personas que se suicidaron en el sistema penitenciario estatal entre 2015 y 2019, al menos 20, o el 29 %, estaban en confinamiento solitario.

“Los datos demuestran que los suicidios ocurren en confinamiento solitario a una tasa inaceptablemente alta, mucho más alta que la tasa en el resto de la población carcelaria”, denunciaron los activistas de la campaña #HALTsolitary.

* David Ramírez es un periodista ecuatoriano residente en Estados Unidos, donde es editor en El Diario de Nueva York.