Pautas para vivir la ‘nueva normalidad’ en los condominios

Una buena convivencia entre vecinos es fundamental para afrontar la ‘nueva normalidad’ que ha dejado la pandemia del coronavirus. Fundación Bien-Estar da a conocer algunos consejos para implementarlos en los condominios.

Las nuevas condiciones de convivencia que impone la emergencia sanitaria a causa de la covid-19, han provocado cambios en la vida cotidiana de las personas, especialmente en el caso de aquellas que comparten espacios comunes, como en los condominios o conjuntos habitacionales.

El distanciamiento físico, el constante lavado de manos y el uso regular de la mascarilla son parte de la ‘nueva normalidad’ que rige en el país, y son buenas costumbres con las que se busca evitar la propagación de la pandemia.

Las personas que habitan en condominios tienen el desafío de cumplir con estas medidas de bioseguridad con mayor rigor y responsabilidad, para evitar que la continua interacción social que existe entre los vecinos desencadene un foco de contagio.

Por ello es importante promover el diálogo entre vecinos y llegar a acuerdos para el uso de los espacios. Además de esta recomendación,  Fundación Bien-Estar da a conocer algunos consejos para afrontar la ‘nueva normalidad’ dentro de los condominios:

Es necesario contar con normas internas, aplicables según el color del semáforo vigente, que ayuden a incentivar la colaboración y cooperación entre vecinos.

  • Se deben establecer protocolos de desinfección y de distanciamiento físico para el uso de áreas comunes y al ingreso del condominio.
  • Utilizar señalética y mensajes para recordar a los vecinos los protocolos de bioseguridad; por ejemplo: uso de mascarilla, desinfección con alcohol gel, distancia física de 2 metros, desinfección de calzado y el tiempo que pueden permanecer en las áreas comunes.
  • Ninguna decisión o acción de la administración del condominio y/o su directiva puede ser discriminatoria con las personas que tengan covid-19 o que presten servicios de salud, seguridad o asistencia en temas sanitarios.
  • Realizar un listado de especialistas que pueden ayudar en casos de emergencia, como doctores, veterinarios y demás especialidades, y colocarlo en un sitio visible del condominio.
  • La administración debe dotar de insumos de limpieza y protección (mascarillas, guantes, traje de bioseguridad y visores) al personal de limpieza, para que pueda realizar su trabajo sin correr riesgos.

Las autoridades nacionales y locales han insistido en que la corresponsabilidad ciudadana es uno de los pilares más importantes para minimizar el impacto de la pandemia.

El cumplimiento de las normas de bioseguridad entre las personas que habitan un condominio es fundamental para vencer la enfermedad y evitar contagios entre los vecinos.

FUENTE: Fundación Bien-Estar (Quito), mediante boletín y arte gráfico con firma de Natalia Garzón, directora ejecutiva. Enviados por Alejandra Jácome, de la Agencia Keyword.