¡A lavarse las manos!, pueblo de Manabí

Demostrando cómo hay que lavar las manos./ HOSPITAL IESS Portoviejo

Por naturaleza, todo ser humano procura lavarse las manos cuando ve y siente que están sucias o impregnadas de sustancias extrañas. Es un impulso del sentido común. Pero, por increíble que parezca, a muchas personas hay que hacerles notar este detalle de salubridad para que se protejan de las amenazantes bacterias y virus que proliferan en la suciedad.

Hablamos aquí del lavado de manos con agua y jabón para fines de limpieza sanitaria, porque también está ese otro “lavado de manos” compulsivo y repugnante, el que sí es muy bien tomado en cuenta por aquellas criaturas que intentan sacudirse las responsabilidades a las que se hallan obligadas, pero que les incriminan.

Retomando el cauce del tema que nos ocupa, no en vano se ha establecido el Día Mundial del Lavado de Manos (15 de octubre), oficializado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y tampoco es casualidad que se hagan llamados públicos constantes a mantener limpias las manos a través de las cuales se llevan los microbios a las diferentes mucosas por donde ingresan al interior del cuerpo humano.

Charla demostrativa de las graves consecuencias derivadas de la falta de aseo manual./ HOSPITAL IESS Portoviejo

Recientemente, a propósito de la fecha dedicada a conmemorar ese acto tan esencial para la vida de la gente, en 70 países de los cinco continentes de la Tierra se han desplegado actividades sociales específicas para hacer conciencia de que un poco de agua y jabón en las manos, restregadas durante unos pocos minutos, pueden salvar vidas.

En ese marco de conmemoración, el área de Gestión de Calidad del Hospital General Portoviejo, activo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), convocó la participación de su personal y sus usuarios a un acto público en el que se concienció sobre la necesidad de lavarse las manos, especialmente en esta época de pandemia causada por virus.

Andrea Vélez, responsable del área organizadora del acto, explicó que el lavado de manos es un hábito que debe ser parte de la rutina diaria de los seres humanos, para evitar contagios y propagación de muchas enfermedades.

“En este día, y siempre, se pide que en todo el mundo la práctica de la higiene de manos sea algo regular, ya que así se evita la propagación de enfermedades digestivas y respiratorias”.

ANDREA VÉLEZ, responsable de Gestión de Calidad en Hospital IESS de Portoviejo

Como parte de la jornada se pronunciaron charlas educativas, y entre ellas hubo significativos concursos con preguntas que los asegurados presentes debían contestar. También se hicieron demostraciones didácticas de cómo hay que lavar las manos para que alcancen una limpieza total y segura.

Peter C., uno de los afiliados presentes, mientras esperaba ser atendido en el Laboratorio escuchó las charlas e indicó que le parecían interesantes ya que muchas personas ignoran la gran cantidad de gérmenes que ingresan al cuerpo a través de las manos, por lo que se vuelve relevante y obligatorio el lavado de manos.

FUENTE: Boletín y fotos fechados el día 15 de octubre del 2020 y proporcionados a REVISTA DE MANABÍ por Margarita Pérez Verduga, comunicadora pública del Hospital General Portoviejo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en Portoviejo, provincia de Manabí, República del Ecuador.