Dr. Miguel Camino Solórzano, el vuelo ya está trazado

Miguel Camino Solórzano, rector de la ULEAM recientemente fallecido./ FOTO remitida por Joselías Sánchez Ramos

Joselías Sánchez Ramos* / sjoselias@gmail.com / 04-02-2021

¡Hola!

La educación superior ha cambiado. La pandemia aceleró este cambio. Comprenderlo no es fácil. Se requieren líderes universitarios de contextos diferentes que, insertados en la “tercera misión”, transformen la universidad tradicional en universidades innovadoras, universidades optimistas que, vinculados a otras instituciones, den respuesta a las necesidades tecnológico-funcionales de la sociedad contemporánea.

En la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí se opera este cambio. Repito, comprenderlo no es fácil porque es romper un modelo de pensamiento tradicional por otro compromiso académico – científico – cultural. Pensar diferente trae sus bemoles.


Otros temas dignos de leerse:


El Dr. Miguel Camino Solórzano llega al rectorado de la ULEAM en un momento crucial. El 28 de octubre del 2015 se juramenta y asume el rectorado junto a sus dos vicerrectoras. El propósito es el mismo. Cinco años después, cuando el rector Camino busca su reelección para complementar su proyecto del nuevo modelo universitario, se observa con asombro que una de sus vicerrectoras aspira también el mismo cargo: el rectorado.

Entonces, uno se pregunta. ¿Si uno de sus cercanos allegados no entendió el proyecto, lo habrá entendido el resto de la comunidad universitaria?

Óbito

El óbito del rector, Dr. Miguel Camino Solórzano, es una contradicción de la vida, pero así es nuestra vida, la vida humana que debemos preservar frente a la pandemia.

El año pasado, en marzo 2020, cuando la pandemia del coronavirus llenó de pavor e incertidumbre a Manta, Manabí y Ecuador, la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí se puso al frente en defensa de la vida.

El rector de la ULEAM, Dr. Miguel Camino Solórzano, en este siglo de las decisiones rápidas, frente a la pandemia del COVID-19 dispuso la creación de una mesa de trabajo virtual para atender a la comunidad, responder a sus inquietudes y enfrentar el coronavirus. También puso a disposición del Sistema de Salud Pública el Policlínico Universitario, frente al colapso del Hospital del IESS.

Un año después, el 3 de febrero del 2021, en la tarde de ese miércoles, el Dr. Miguel Camino Solórzano, rector de la ULEAM, a sus 64 años, fallece en Guayaquil con el COVID-19 y muere en una clínica universitaria de esa ciudad.

Estas acciones, hoy inmateriales, forman parte de su legado de vida como rector de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí.

Objetivos y retos

Recuperar la institucionalidad de la ULEAM, ubicada en la categoría más baja de las universidades ecuatorianas.

Elevar su nivel académico para preservar y fomentar la cultura, la investigación, la ciencia y la tecnología para la formación integral de sus estudiantes, vinculándolos con los otros organismos de la región.

Establecer un nuevo liderazgo administrativo en la ULEAM vinculando, en territorio, al rector con sus autoridades, docentes, estudiantes y personal de servicio.

Buscar la internacionalización de la ULEAM con otras IES y empresas industriales, para vincular la educación superior manabita con los avances científicos y tecnológicos del mundo.

Frente a estos objetivos planteados, el rector Miguel Camino debe enfrentarse a tres grandes retos:

Uno: El terremoto que destroza la infraestructura universitaria.

Dos: Una oscura oposición política que, a decir de algunos de sus allegados, responde a inconfesables intereses políticos.

Tres: La pandemia del 2020 – 2021.

Logros

Jhon Dewey, el gran educador, sostiene que el hombre vive en un mundo de conjeturas, de misterios y de incertidumbres; pero a la universidad le corresponde develar los misterios, superar los errores y descubrir las certezas para transformar al mundo.

Es lo que hace el rector de la ULEAM. Superando los errores descubre las certezas y suma los logros que complementan su gestión. Citemos:

Logra la acreditación de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (2020), con lo cual recupera la institucionalidad de la universidad, su credibilidad y consistencia, para ubicarla en el nivel más alto de la producción científica, académica, investigativa y humana, como un ideario de la academia auténticamente manabita.

El doctor Miguel Camino Solórzano, junto a su esposa y a la hija de ambos./ FOTO remitida por Joselías Sánchez Ramos

Al establecer un nuevo liderazgo administrativo en la ULEAM, abandona el claustro de la oficina del rectorado para vincularse en territorio con sus autoridades universitarias, docentes, estudiantes y personal de servicio. En este ámbito impulsa con nuevos laboratorios a las granjas agropecuarias de la universidad, fortalece las extensiones universitarias y, en Jaramijó, vincula las ciencias del mar con las tecnologías de la pesca.

Aquello causa inconformidad en quienes quieren mantener una universidad anquilosada en el pasado, porque este rector de pensamiento diferente y liderazgo extrovertido, quiere internacionalizar a la ULEAM vinculándola con otras IES para insertar la ciencia y la nanotecnología como nuevas oportunidades para la investigación científica.

Turismo y urbanismo

Impulsó dos acciones directas vinculadas con el desarrollo cultural de Manabí: turismo y urbanismo.

Sobre el turismo, participó activamente en las propuestas regionales convocando encuentros, sugiriendo proyectos y abriendo una maestría para formar a los nuevos académicos que deben fortalecer la riqueza turística de Manabí.

En el campo del urbanismo fue más agresivo.  Proyectó el pensamiento urbanístico globalizado en las ciudades manabitas, presentó propuestas, convocó encuentros con eminentes urbanistas de varias partes del mundo para orientar el ser y quehacer de los gobiernos cantonales y de los profesionales de la arquitectura a quienes convocó a una maestría en urbanismo.

Arte y cultura

Para el Dr. Miguel Camino la cultura no es un instrumento del progreso, es el fin y el objetivo del desarrollo humano en toda su plenitud. Pensar en la persona, en la familia y en los grupos humanos es entenderlos como capital social y cultural de la humanidad. De allí su orgullo manifiesto por los logros culturales de su cónyuge, Jessy, creadora del Ballet Folkcontemporáneo Spóndyllus.

Legado

El Dr. Miguel Camino Solórzano solo necesitó cinco años para que su liderazgo transformacional establezca una ruta a seguir para internacionalizar a la universidad manabita bajo la égida de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí.

El vuelo ya está trazado. Se espera que, cualquiera de los candidatos que llegue a rectorar a la ULEAM, entienda que ya no es posible dar vuelta hacia lo local. Si bien los procesos son diversos, el objetivo debe ser común, pensando en la sociedad humana manabita, cansada ya de los revanchismos y de las mentes estrechas e incapaces de entender el avance de los tiempos.

Nada volverá a ser como antes. Los nuevos desafíos, funciones y responsabilidades de quienes lideren a la Universidad de Manta deben sustentarse en un desiderátum de inclusión, diversidad, honestidad y transparencia.

Gracias por su vida

Como docente jubilado de la ULEAM, como escritor e historiador, observo el mayúsculo aporte a la cultura académica, científica y urbanística de este gran ciudadano ecuatoriano que investigó la ancestralidad de nuestras construcciones, le dio un nuevo valor a la caña guadua, proyectó el urbanismo de nuestras ciudades con ideas diferentes y asombró a Europa con sus tesis, doctoral y post doctoral, en las universidades de Cataluña, Valladolid y Barcelona.

Lo despedimos con el honor que se merece y con la gloria que la historia universitaria le tiene asignado. (Joselias, 2021-02-04)

* Joselías Sánchez Ramos, nacido y residente en la ciudad de Manta (provincia de Manabí, República del Ecuador), es investigador, periodista, escritor y docente jubilado.