Abrieron en Puyo un Centro Digital de Negocios

De izquierda a derecha: Mario Cajas, coronel y jefe de Estado Mayor en la base militar 17, en Pastaza; Jaime Guevara, prefecto de Pastaza; José Paredes, gerente general y Esteban Vega, gerente nacional de Negocios y Marketing del BGR; Luis Garzón, general en servicio pasivo y asesor de Asuntos Estratégicos Militares, y Freddy Játiva, coronel y comandante de la base militar de Pastaza. / FUENTE: BGR / Effective

Es una dependencia bancaria con todos los servicios propios de esta rama de la economía, pero basada en prestaciones informáticas.

El Banco General Rumiñahui (BGR) de Quito, Ecuador, al completar sus 30 años en el mercado financiero inauguró su primer “Centro de Negocios” en la ciudad amazónica de Puyo, Cantón Pastaza, provincia de Pastaza.

Allí brindará sus servicios a través de los canales de su “Zona Digital”. Esto significa que las personas que requieran dinero en efectivo puedan obtenerlo mediante los cajeros automáticos, retirando hasta un máximo diario de USD 500.

La atención al cliente también deja de ser tradicional y se convierte en un servicio más funcional, debido a que dicho centro cuenta con asesores de servicios y negocios.

Esta nueva agencia, ubicada en un costado de la Av. Alberto Zambrano (S/N), es resultado de la innovación tecnológica y transformación del BGR y es considerada como un hito diferenciador.

“Es muy satisfactorio sentir la confianza que los ciudadanos han depositado en nosotros para abrir este nuevo concepto de “Centro de Negocios”. Hemos llegado con una moderna edificación, diseñada para brindar comodidad y bioseguridad a nuestros actuales y futuros clientes, impulsando la economía y el desarrollo de la ciudad y la provincia, con grandes beneficios”, mencionó Esteban Vega, gerente nacional de Negocios y Mercadeo del banco, hablando durante el evento de inauguración.

FUENTE: Comunicado y foto firmados por Banco General Rumiñahui (Quito, Ecuador), y remitidos a REVISTA DE MANABÍ mediante la Agencia de Relaciones Públicas Effective, con firma de Carolina Ñacato.