En este 2022 se cumplen 487 años desde que el Viejo Mundo descubriera, por accidente, las maravillosas Islas Galápagos del Ecuador, Sudamérica.

Este famoso archipiélago tiene varios títulos que el mundo, admirado, le ha concedido: Patrimonio Natural de la Humanidad (1978), por la UNESCO; Reserva de Biósfera (1985), por la Organización de las Naciones Unidas; Reserva Marina de Recursos (1986); Quinta Maravilla Subacuática del Mundo (1989), por el CEDAM Internacional; y “Mejor lugar para la vida silvestre del planeta” (2015), por el diario norteamericano USA Today.

Cortesía de Metropolitan Touring / Effective

La historia del descubrimiento de las Islas Encantadas se remonta a 1535. El 2 de marzo de ese año, el barco que llevaba a Tomás de Berlanga, cuarto obispo de Panamá, se adentró en aguas turbulentas en el inmenso mar, alejándose cada vez más lejos de la costa. Es así que un 10 de marzo llegan, accidentalmente, a un sitio desconocido para los navegantes. Berlanga había llegado y descubierto este tesoro natural conocido hoy como las Islas Galápagos. 

La descripción de Berlanga al Rey de España no podía ser menos emocionante: “Parece que Dios hizo llover piedras sobre la tierra… y aquí no crece nada, solo cactus de los que tuvimos que apretujar para sacar un líquido amargo…”.

Con una superficie de más de 8.000 km2, solo 5 de las islas son habitadas por humanos; pero en el océano el archipiélago se riega en 138.000 km2… ¡es decir, más de la mitad del territorio ecuatoriano!

El turismo, afortunadamente, nos permite explorar las maravillas de Galápagos y de manera muy ligera. Solo el 3 % del parque nacional está destinado para actividades turísticas, mientras todo lo demás es propiedad de las especies únicas que habitan estas tierras volcánicas, con ejemplares emblemáticos como la famosa tortuga gigante, los piqueros de patas azules; fragatas, iguanas marinas, lobos marinos, pingüinos y más.

Esto nos demuestra que el turismo, responsablemente manejado, es positivo para el archipiélago y un gran aliado de la protección del recurso natural.

Pingüino de Galápagos en su hábitat natural. / FOTO: MT / Effective

El archipiélago es sinónimo de conservación y ciencia, siendo admirado por exploradores de todos los rincones del mundo -y, por supuesto, también por el viajero ecuatoriano- quienes visitan las islas para encontrar fantásticas experiencias al aire libre, tener un encuentro cercano con la vida silvestre, disfrutar de prístinos paisajes y vistas esplendorosas.

En este paraíso se puede encontrar alojamiento, servicio y guías naturalistas de gran calidad, ya que el turismo es la actividad principal de los pobladores, representando más del 80 % de la economía del sector.

Hoy, Galápagos continúa su plan de reactivación para dinamizar la economía del sector, invitando a los viajeros que prefieran vacaciones en su propio país, ya sea durante los feriados o en las semanas venideras, al acercarse por ejemplo el mes de mayo, altamente atractivo por ser un mes de transición de la temporada caliente a la templada, que alberga una intensa actividad de la vida silvestre.

Las Islas pueden ser exploradas ya sea a bordo de barcos de expedición, así como también desde las islas habitadas. Es un parque nacional que tiene un número restringido de visitantes, lo cual hace que este destino siga intacto, hermoso y sea mundialmente reconocido como un oasis natural.

Algo muy importante en la planificación del viaje es encontrar el momento óptimo para visitar las islas y, claro, la pregunta de rigor es: “¿y cuándo es el mejor momento para explorar el archipiélago?”. 

En una de las Islas Galápagos del Ecuador. / FOTO: Metropolitan Touring / Effective

Pues bien, el inicio de la estación seca se da justamente en los meses de mayo y junio, y muchos naturalistas coinciden que estos meses son los de alta actividad en la fauna insular, ya que las aguas productivas llegan cargadas de alimento y así la reproducción de especies marinas está en amplio espectro. Es el momento perfecto para ver el cortejo nupcial de albatros, piqueros de patas azules y fragatas. Y, durante las excursiones de snorkeling, mucha actividad en tortugas marinas, peces tropicales, lobos marinos e inclusive ballenas y delfines que pueden llegar a latitudes tropicales. Realmente, son meses de un verdadero show natural.

El mundo está lleno de maravillas, ecosistemas naturales increíbles, pero sin duda Galápagos es un destino de magia, de una naturaleza impresionante y sobre todo especies únicas que alguna vez fueron la inspiración de Charles Darwin y que hoy son la admiración de todo el mundo. 

Así lo entiende Francisco Dousdebés, gerente de Responsabilidad Corporativa y Sostenibilidad en Metropolitan Touring:Cuidarlas y protegerlas es nuestro deber, para que las futuras generaciones conozcan las islas y se enamoren de sus encantos, como todos lo hemos hecho. Así mismo, es necesario continuar reactivando su turismo y comercio, dinamizando la economía de sus pobladores y permitir el continuo mantenimiento del archipiélago.” 

FUENTE: Colaboración de Metropolitan Touring (Quito, Ecuador), enviada a REVISTA DE MANABÍ por intermedio de la Agencia de Relaciones Públicas Effective, con firma de Eileen Guerra (098 468 0801 / eguerra@effective.com.ec).

100 años de Manta (1922 – 2022).