Cuando se firma un contrato se espera que todo se cumpla al pie de la letra. Sin embargo, esto no siempre ocurre, ya que muchas veces una de las partes puede incurrir en incumplimientos, retrasos o mal uso de fondos. Esto termina siendo perjudicial y costoso para el proyecto que se emprende.

Este contenido es parte de REVISTA DE MANABÍ

Por ello resulta importante contar con garantías que respalden el cumplimiento y correcta ejecución de los contratos. Esta buena práctica ha ganado terreno, tanto en el sector público cuanto en el privado, pero aún existe desconocimiento y dudas respecto a este tipo de pólizas y sus beneficios.

De ahí que resulta importante clarificar las ventajas de cada una. La póliza de Cumplimiento de Contrato garantiza la ejecución, en tiempo y calidad de las condiciones estipuladas en el contrato que respalda. Por su parte, la póliza de Buen Uso de Anticipo asegura que los fondos entregados como anticipo para el inicio de un proyecto se manejen de forma correcta, es decir, para lo que se destinó su desembolso y lo que se estipula en el contrato.

Carlos Valdivieso, gerente comercial nacional de Seguros Confianza, nos comparte una lista de beneficios de este tipo de pólizas. Los principales usos radican en el sector de la construcción, ejecución de obras, fabricación, provisión de suministros y prestación de servicios.

Protege la inversión

Fundamentalmente porque asegura que el dinero entregado como anticipo a un proveedor sea empleado en la obra para la cual fue contratado. “Muchos negocios se han visto perjudicados por el mal uso de recursos de ciertos proveedores y han terminado convirtiéndose en una pérdida para los contratantes”, afirma el Valdivieso. Este riesgo, para el dueño del proyecto, queda descartado al contar con una garantía de este tipo.

La asesoría técnica de la aseguradora avala el proyecto

A la hora de elegir a sus proveedores, la opinión experta e imparcial de una aseguradora es una garantía para su tranquilidad. Por eso, es necesario escoger con cuidado a la aseguradora que protegerá el cumplimiento del contrato y el buen uso de anticipo, pues de esa evaluación a proveedores dependerá la disminución del riesgo que presente tu proyecto.

Asegura al proyecto en todo el territorio ecuatoriano

Sea que se trate de una inversión hecha en una de las ciudades principales o en cualquier otro rincón del país, el contrato estará seguro. La aseguradora servirá de garante para que todos los proyectos lleguen a completarse, de acuerdo con las cláusulas de cada póliza.

Al solicitar a los proveedores este tipo de pólizas se resguardan los intereses comerciales. No solo garantiza el contrato, sino la relación comercial con los proveedores. De esta forma, se incrementará la formalidad y se tendrá un mejor perfil empresarial para futuros planes.

La presentación de las pólizas de buen uso de anticipo y cumplimiento de contrato es obligaría para la contratación pública, pero a través de este artículo se evidencia la importancia de que los proyectos y contratos privados se encuentren igualmente protegidos. Por lo tanto, resulta fundamental contar con pólizas que permitan tener mayor seguridad a la hora de iniciar un nuevo proyecto, sin que el empresario o emprendedor corran el riesgo de perder su inversión y no ver finalizado su proyecto.

AGENCIA INFORMATIVA: Atrevia Ecuador (Quito), mediante boletín y foto cursados con firma de Rosa Elena Macías.

Centenario del Cantón Manta (1922 -Nov. 04- 2022).