Certifican origen del sombrero de Montecristi

Turistas extranjeros compran en Montecristi, Ecuador, los típicos sombreros de paja toquilla. Turistas extranjeros compran en Montecristi (Ecuador) los típicos sombreros de paja toquilla.

El sombrero de Montecristi, tejido finamente con hebras de paja toquilla, llevará una etiqueta del Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual (IEPI) que certificará el origen de la prenda, su materia prima y el proceso de elaboración artesanal. Es lo que se conoce oficialmente como “denominación de origen”.

El asunto está siendo socializado por el IEPI con los artesanos montecristenses, actividad en la que también participa la Administración del municipio local a través de su Dirección de Turismo.

La certificación es un tipo de signo distintivo, cuya principal característica es identificar a un producto especial de una zona geográfica específica de un país. Las denominaciones de origen identifican productos agrícolas alimenticios o artesanales en el medio geográfico en el que se producen, transforman y elaboran.

En Montecristi se dará la denominación de origen al sombrero de paja toquilla, permitiendo caracterizarlo frente a los que se producen en otras provincias del país, al mismo tiempo que se protege, controla y promociona el arte de su elaboración.

Cajitas de palo de balsa, estuches del sombrero fino de paja toquilla elaborado en Montecristi, Ecuador.
Cajitas de palo de balsa, estuche típico del sombrero fino de paja toquilla. Ambos productos son elaborados en Montecristi.

La denominación de origen también busca regular y controlar la intermediación en la venta de sombreros, pues la oficina reguladora plantea procesos que permiten agrupar a los agricultores de la paja, los artesanos y los comerciantes, para que protejan mutuamente sus derechos y tengan mejores regalías por su trabajo.

Este vínculo entre el IEPI, la Municipalidad y los artesanos toquilleros, promueve estándares de calidad certificada que posibilite competir en mercados internacionales. Toda la cadena del proceso de elaboración del sombrero será  certificada, desde el cultivo de la paja hasta la comercialización del producto terminado, de modo que las regalías sean equitativas para todos sus actores.

El alcalde de Montecristi, Ricardo Quijije, ha dispuesto que se brinde todo el apoyo requerido por el IEPI para capacitar a los promotores del proyecto, parte de la política gubernamental de cambios en la matriz productiva, en este caso de uno de los patrimonios inmateriales de la humanidad y el primero en recibir la denominación de origen.

FUENTE: Boletín informativo y fotos de la Dirección de Comunicación Social del GAD cantonal de Montecristi, con firma de su directora, periodista Sofía Paredes Rivera. MANTA, 24 de febrero de 2016.