Ateniéndonos al criterio policial, la comisión de delitos penales en Manabí se ha reducido significativamente durante los ocho meses que anteceden al presente. Y la explicación probable de este descenso puede ser el fortalecimiento de la institución policial, que ha visto crecer el número de sus miembros activos y mejorar la capacitación de cada uno de ellos, así como el equipamiento en armamento, vehículos, telecomunicaciones y edificios operativos.

Una situación positiva como esa es alentadora para todos y en especial para la propia Policía, que no se ha quedado dormida en los laureles sino que busca constantemente nuevas opciones para combatir el mal y asegurar la vida y bienestar de los ciudadanos que contribuyen para ello. Así encaja la decisión de reforzar el patrullaje pedestre.

“Hemos retomado la esencia del servicio de patrullaje a pie. Queremos una Policía más cercana de nuestra comunidad. También estamos desarrollando todos los ejes transversales de Policía Comunitaria”, informó el coronel Fernando Vallejo, comandante de la subzona policial en Manabí.

Estos ejes transversales son la implementación de botones de seguridad, alarmas comunitarias, barrios seguros, escuelas seguras, paradas seguras y asambleas comunitarias. Estas últimas permiten saber cuáles son las necesidades de las personas en los diferentes sectores.

Las acciones preventivas se están ejecutando en los 22 cantones de la provincia, con un personal específico de 500 policías.

“En Portoviejo hay 122 funcionarios policiales que cumplen esta actividad, independientemente del patrullaje vehicular y en motos. La ciudadanía le pueda entregar información sobre focos de inseguridad, ante lo cual el Departamento de Operaciones procesará los datos y daremos una respuesta en territorio para atender aquella demanda de servicios”, agregó el jefe policial.

Reducción de delitos

El coronel Vallejo resaltó que el ámbito preventivo, investigativo y de inteligencia son de vital importancia porque permiten obtener resultados favorables. Enfatizó que Manabí presenta, desde el 1 de enero hasta el 2 de septiembre del año en curso, una reducción del 31% en los principales delitos; y, en violencia, un decremento del 18% en comparación con el año anterior.

Es decir que en los primeros ocho meses del 2015 hubo 4.236 delitos y durante este 2016 han existido 2.916, reduciendo 1.320 ilícitos.

FUENTE: Ministerio del Interior, Redacción en Manabí, mediante boletín informativo y fotos. MANTA, 13 de septiembre de 2016.