La Policía nacional, en coordinación con las Fuerzas Armadas, ha activado un operativo extraordinario de pesquisas para descubrir la tenencia ilegal de armas en la provincia de Manabí, decomisarlas y ponerlas a disposición de las autoridades correspondientes. Esta acción se inició hace pocos días y se mantendrá durante el feriado del fin de 2016 y de inicio del año 2017.

El operativo se centra en todos los ejes viales de las ciudades, de acuerdo a una planificación entre ambas instituciones, según dio a conocer el coronel Freddy Ramos, comandante policial en la zona 4.

“Nosotros le ponemos mucho interés a este tema, porque lamentablemente hay un alto porcentaje en los homicidios y asesinatos donde son utilizadas las armas de fuego. Por eso intensificamos los operativos. En este año incautamos 449 armas de fuego y 7.124 municiones en Manabí”, hizo notar el oficial Ramos.

Vigilancia policial en mercadillos de la ciudad de Manta. Manabí, Ecuador.
Los mercadillos son especialmente cuidados.

Esta medida es parte del plan policial para garantizar la seguridad de los ciudadanos que radican en la provincia y de aquellos que la visitan. La institución policial tiene distribuidos estratégicamente a 3.301 miembros de su colectivo a lo largo y ancho de la provincia.

Vigilancia permanente donde hay aglomeraciones

Los uniformados vigilan en terminales aéreos y terrestres, en ejes viales limítrofes con otras provincias y entre los 22 cantones manabitas. Están atentos en controles integrados y centros de aglomeración, particularmente en aquellos eventos planificados en las diferentes ciudades, balnearios, centros comerciales, parques, entidades bancarias, cajeros automáticos, barrios, centros de privación de libertad de Portoviejo, Jipijapa y Bahía de Caráquez. También en las zonas cero (donde el terremoto del 16 de abril causó devastación) y en los albergues de los desplazados tras esa hecatombe terráquea.

El recurso logístico con el que disponen los servidores policiales para atender cualquier auxilio que se requiera es de: 186 vehículos livianos, 16 automotores pesados, un helicóptero, 243 motocicletas, 10 unidades móviles de Policía Comunitaria, ocho cuadrones (vehículos de playa) y una ambulancia.

“Muchas personas acudieron a Manabí en el feriado de Navidad y se quedaron hasta fin de año, lo que significó para nosotros dar continuidad al dispositivo que finalizará el lunes 2 de enero. Esperemos que todos retornen a sus hogares después de haber disfrutado la tranquilidad y seguridad que les hemos brindado”, expresó el jefe policial.

FUENTE: Ministerio del Interior, Redacción en Manabí, mediante boletín informativo y fotos.- MANTA, 30 de diciembre de 2016.