La tubería de PVC que abastece de agua potable al sitio El Aromo, en la zona rural del Cantón Manta, sufrió un atentado criminal al ser perforada a punta de machete y dejar desabastecidos a los usuarios de este sector. Se sospecha de una persona que ha sido demandada por la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM) a causa de otro delito más grave.

José Raúl Calderón, operador de válvula de la  EPAM, señaló que el sábado 31 de diciembre de 2016 se abasteció de agua de forma normal a la zona rural, pero el martes  03 de enero detectó que la válvula situada en el sitio El Aromo presentaba un severo daño, por lo que de forma inmediata informó a la Dirección técnica de la empresa, que ya trabaja en el caso.

Calderón explicó que, de lo que se puede apreciar, el tubo fue dañado con un machete y por ese motivo no se puede abastecer correctamente de líquido vital a El Aromo.

De su parte, el Departamento Jurídico de la empresa pondrá la respectiva denuncia ante la Fiscalía, para que se investigue este nuevo atentado contra la integridad de un bien de servicio público.

Se recuerda que el año recién pasado un individuo de la zona arrojó diesel a un reservorio del sector, poniendo en grave riesgo a la salud de los consumidores y al ambiente. Por eso la EPAM le sigue un proceso legal, para que responda con creces ante la justicia.

FUENTE: Dirección de Comunicación Pública de la EPAM, mediante boletín informativo y fotos con firma de su director, periodista Pedro Clotario Cedeño.- MANTA, 04 de enero de 2016.