Durante la mañana del día martes 31 de enero se cumplió el anunciado simulacro de alerta de tsunami en las provincias ecuatorianas Manabí y Esmeraldas. La Policía Nacional, los organismos de socorro y las autoridades máximas de cada cantón, en conjunto, planificaron este ejercicio para que toda la población reconozca la alarma y sepa qué hacer cuando ocurra un maremoto.

Pasadas las 09h00 se activaron las alarmas, las cuales están ubicadas en zonas estratégicas de las dos provincias. El sonido de las sirenas fue seguido de este mensaje hablado: “Esto es un simulacro de tsunami; por favor, evacue y diríjase a las zonas seguras”. Tanto el sonido de la sirena, como la voz del mensajero, fueron propalados por medio de altavoces estacionarios y móviles.

La respuesta del público

William Carrera, jefe de Operaciones de la Policía en Manta. Manabí, Ecuador.
William Carrera, jefe de Operaciones de la Policía en Manta.

El teniente coronel William Carrera, jefe policial de Operaciones del distrito Manta, dijo que lo que se buscaba con este simulacro era que las personas conozcan el sonido de las alarmas, las rutas de evacuación y los lugares seguros para estar a buen recaudo ante un tsunami.

“Considero que sí se cumplieron las expectativas porque las personas estuvieron atentas. De ciertas unidades educativas evacuaron hacia los lugares seguros y nuestro personal colaboró en todo momento, brindando seguridad e información a las personas que lo requerían”, informó.

Sin embargo, en los barrios alejados del casco central de la ciudad no hubo esa respuesta. Pasó la unidad móvil haciendo sonar la sirena y reproduciendo el mensaje de alerta, pero la gente ignoraba tener que participar en el simulacro y la ruta de evacuación a seguir en cada caso. Unos días antes habíase anunciado el simulacro, pero nadie fue a decir en los barrios qué ruta han de tomar para evacuar.

Una vez finalizado el simulacro, en la ciudad de Manta se reunió el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) para analizar y evaluar los resultados de este simulacro. Coincidieron en que se debe brindar mayor información a la comunidad y acordaron echar mano a la estrategia de estudiar la posibilidad de poner señales a las vías de evacuación y a los sitios propicios para resguardarse.

La opinión de dos damas

Roxana López, ciudadana de Manta opina del simulacro evacuatorio ante un tsunami. Manabí, Ecuador.
Roxana López.

A la ciudadana Roxana López le parece que este ejercicio es fundamental para que las personas estén preparadas. “Para mí ha sido una buena respuesta que han tenido sobre todo las autoridades. Como ciudadanos tenemos que darle más importancia a estos eventos porque no estamos exceptos de nada”, comentó.

Sara Villamil, rectora de la UE Pedro Fermín Cevallos.
Sara Villamil, rectora de la UE Pedro Fermín Cevallos.

Sara Villamil, directora de la Unidad Educativa Pedro Fermín Cevallos de Manta, manifestó que se debe implementar una cultura preventiva en las instituciones educativas sobre los riesgos que existen ante fenómenos naturales y así saber dónde acudir en caso que se susciten. “La Policía estuvo presente custodiando a los estudiantes. Aún falta mayor colaboración de la ciudadanía”.

FUENTE: Ministerio del Interior, Redacción en Manabí, mediante boletín informativo y fotos.- MANTA, 31 de enero de 2017.