La Federación de Transportistas Urbanos de Manta (FETUM) había expresado públicamente su molestia porque muchas calles de Los Esteros y Tarqui están obstaculizadas con los trabajos de reconstrucción tras el terremoto de abril 2016. Incluso amenazó con suspender su servicio a esas zonas, alegando que los autobuses deben dar muchas vueltas para recoger y dejar a los pasajeros, con la consiguiente demora y el aumento de costos para los dueños de los vehículos.

Pero las autoridades municipales de Manta y los funcionarios responsables de la empresa pública Ecuador Estratégico a cargo de la reconstrucción han reaccionado a tiempo. Luego de varias horas de conversación con los transportistas, acordaron con estos que no se suspenda el servicio de buses en Los Esteros y el Barrio Jocay (Tarqui), firmando a tal efecto un acta de compromiso.

Se llegó a este acuerdo el día de hoy, sábado 20 de mayo, en el transcurso de una reunión de conciliación que mantuvieron las partes: Alcalde, EPAM, Ecuador Estratégico, la empresa constructora Consorcio Tarqui, la Agencia Municipal de Tránsito (AMT), la Dirección Municipal de Obras Públicas y la FETUM.

Durante esa reunión, los dirigentes de la transportación conocieron de primera mano los avances y las dificultades que se ha experimentado en la reconstrucción de la infraestructura sanitaria bajo las calles, lo que causa retrasos y algunas veces induce a abrir más frentes de trabajo simultáneo de los inicialmente programados.

Una vez escuchadas todas esas explicaciones, Nel Párraga, presidente de la FETUM, anunció que se suspende la medida de hecho que la transportación urbana había considerado.

Aclaró que la transportación no está en contra de la obra que se realiza, sino que pide más agilidad y coordinación al programar los trabajos de la reconstrucción.

El gerente de la EPAM, José Espinoza, explicó que la entidad que representa, desde que entregó los estudios para la ejecución de las obras se convirtió en veedora de ellas y sobre todo en un ente articulador para ocasionar la menor cantidad de molestias, porque al final es a la EPAM que corresponde administrar los nuevos sistemas de agua potable y alcantarillado que construye el Gobierno nacional.

Lo que se acordó

En principio, que el Consorcio Tarqui coordine con la FETUM un cronograma de frentes de trabajo que permita a los transportistas programar el recorrido de las líneas de autobuses por Los Esteros y Tarqui.

A ello se suma poner a circular la información precisa de las vías intervenidas por instalación de tuberías y repavimentación.

También se concertó priorizar la rehabilitación de las siguientes vías: Avenida 103, desde la Calle 113 hasta la Calle 118; Avenida 103, desde la Calle 118 hasta la Calle 123; y, Calle 121, desde Avenida 103 hasta el redondel que distribuye el tránsito en el Barrio El Paraíso.

En la Parroquia Tarqui se dará prioridad al colector de las calles 109 y 110; y, en el Barrio Jocay, a la Calle J1 y sus respectivos cruces con otras vías.

La AMT colaborará para facilitar la gestión del tránsito en las vías intervenidas.

Para evaluar lo acordado, las partes involucradas volverán a reunirse después de 3 semanas.

El superintendente de obra del Consorcio Tarqui, Jorge Mórtola, celebró el acuerdo al que se llegó, adelantando que las molestias ocasionadas al tránsito a partir de ahora serán menores.

FUENTE: Dirección de Comunicación Social de la EPAM, mediante boletín informativo y fotos con firma de su director, periodista Pedro Clotario Cedeño.- MANTA, 20 de mayo de 2017.