Los técnicos ambientales del Municipio de Montecristi y de la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM), descubrieron hoy que las principales fuentes contaminantes del cauce seco del Río Muerto son las aguas servidas de las industrias que operan en las parroquias Leonidas Proaño y Eloy Alfaro de la ciudad de Manta.

Ocurrió durante un recorrido de inspección a lo largo de gran parte del río, tarea acordada en la víspera cuando los representantes de las dos entidades públicas se reunieron en la sede de la EPAM en Manta.

El recorrido incluyó los desagües de los tanques reservorios de agua potable situados en la Parroquia Colorado, hasta el sector Los Espinos en la Parroquia Eloy Alfaro.

Se logró detectar en varios lugares la descarga anti técnica de aguas contaminadas en el cauce seco del Río Muerto, entre ellas las aguas residuales de industrias asentadas en las parroquias Leonidas Proaño y Eloy Alfaro, cuyos permisos sanitarios son otorgados por el Municipio de Manta.

A más de eso, los técnicos consideran que el crecimiento poblacional e industrial aledaño al río es factor determinante en el aumento exponencial del flujo de aguas servidas y por ende en el rebose de los colectores, por lo que es urgente hacer un estudio detallado para conocer cuántos caudales existen y cuáles son los que están ocasionado el problema contaminante.

Este fue un recorrido preliminar, hasta que los técnicos vayan con equipamiento tecnológico apropiado para hacer un levantamiento de información precisa y completa que permita tomar las medidas de remediación correspondientes.

FUENTE: Dirección de Comunicación Social del GAD municipal de Montecristi, mediante boletín informativo y fotos con firma de su directora, periodista Sofía Paredes Rivera.- MANTA, 31 de mayo de 2017.