Afanado en ser consecuente con los mandatos legales ecuatorianos que tienden a proteger y promover a las personas discapacitadas, el Patronato municipal de Manta sigue organizando actos sociales para incluirlas y hacerlas visibles, procurando en todo momento que se sientan a gusto y encuentren oportunidades de relacionarse y crear nuevos vínculos de interacción amistosa y profesional.

Hace poco reunió a unas 250 personas provenientes de distintos lugares del cantón y las motivó a participar en diversos juegos, entre ellos el fulbito. Hubo coordinadores que a la vez indujeron a crear un ambiente muy bien animado y distendido. Sin faltar, por cierto, la música y algunas representaciones escénicas que provocaron algarabía, además de brindar constantemente deliciosos pasaboca.

Todo un momento grato para comprender que la vida es mucho mejor cuando se la comparte con otros semejantes, en un clima de unidad solidaria y cooperativa, como fue este caso. Después de esta experiencia, seguro que los participantes ven su horizonte más despejado y amigable, insuflándose ánimo para buscar nuevas oportunidades de realización personal y contribución colectiva.

Siendo testigo presencial de este acto de confraternidad, la representante zonal del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), patrocinador de estas jornadas, expresó su complacencia y predisposición a estrechar aún más los lazos de cooperación recíproca existentes entre esta institución pública y el Patronato municipal de Manta.

Esa funcionaria, Mariana Castañeda, acudió al evento en compañía de su hijo y quedó gratamente impresionada: “Estos espacios motivan a las personas (…), como mi hijo, por ejemplo. Antes no existía esta labor; me siento muy satisfecha por esto”, comentó.

FUENTE: Patronato municipal de Manta, mediante boletín informativo y fotos con firma de la periodista Gema Arteaga, subdirectora de Comunicación Social.- MANTA, 01 de julio de 2017.