La asambleísta de la República por la provincia de Manabí, Karina Arteaga, considera que actualmente en la ley ecuatoriana no existe una disposición clara que defina el proceso de categorización y evaluación de los prestadores privados de salud (hospitales básicos, clínicas, laboratorios, etc.), por lo cual este lunes propuso un proyecto de ley que llene ese vacío y sirva para el mejoramiento de la calidad de tales servicios.

Actualmente, observa Arteaga, el Ministerio de Salud Pública está aplicando un proceso parecido a la categorización, pero únicamente normado mediante acuerdo ministerial. Ante ello, el proyecto de la manabita propone regular a todos los prestadores de servicios de salud, tanto públicos como privados, incluyendo a los centros de recuperación de drogadictos. La regulación se lograría categorizando a todos los prestadores y definiendo evaluaciones externas permanentes.

Arteaga precisó: “El objetivo es que los usuarios puedan identificar -a través de la categoría del prestador de salud- el nivel de calidad, el equipamiento y el tipo de servicio que éste puede ofrecerles”.

Estimó que al dar a los usuarios la capacidad de decidir entre prestadores, gracias a una calificación previamente asignada, obligaría a éstos a mejorar permanentemente los servicios que prestan.

Con el proyecto de ley se pretende crear al menos 3 categorías diferentes, cuya norma técnica debe ser definida por la Agencia para la Promoción y el Control de la Calidad y la Protección de Usuarios y Profesionales de la Salud (ACESS), entidad adscrita al Ministerio de Salud Pública.

La legisladora cree que esta categorización servirá también para combatir la clandestinidad de los centros de recuperación de drogadictos, al establecerse estándares menos exigentes que los actualmente establecidos en acuerdos ministeriales, pero que garanticen dignidad y calidad; es decir, categorías alcanzables, pero que obliguen a los dueños de esos centros a regularizar su servicio y mejorarlo progresivamente.

El proyecto será remitido a la comisión especializada correspondiente, donde podría seguir el proceso legal independientemente o ser considerado para la construcción del nuevo Código Orgánico de la Salud.

FUENTE: Asambleísta Karina Arteaga, mediante boletín informativo con su firma.- MANTA, 18 de septiembre de 2017.