A decir de la Administración municipal de Manta, el principal problema que impide mantener limpios los cauces de ríos en la ciudad es que el público no para de arrojar basura en ellos, como se evidenció esta semana en el Barrio Miraflores, donde -apenas terminada la recolección que frecuentemente hace el Municipio- aparecían desperdicios domésticos en el cauce.

Pese a que el Gobierno municipal de Manta desde noviembre del 2017 a través de su Dirección de Higiene está nuevamente limpiando los cauces para que los posibles torrentes aluviales fluyan hacia el mar sin contratiempos, el esfuerzo resulta insuficiente debido al mal hábito de quienes moran o transitan por las áreas circundantes a los cauces y arrojan sus desperdicios en ellos.

Son 26 sectores urbanos por donde atraviesa algún cauce de uno de estos ríos: Manta, Burro y Muerto. Y en ninguno falta la basura comunitaria que represa las corrientes de agua y provoca focos de contaminación que pone en serio riesgo la salud de todos los habitantes de la ciudad.

En virtud de semejante problema social, la Administración del municipio llama al público a colaborar absteniéndose de echar basuras en los cauces fluviales y procurar más bien que cada tramo esté siempre despejado, porque esto contribuye al bienestar de todos los ciudadanos.

FUENTE: GAD municipal de Manta, mediante boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Gema Arteaga Briones, directora de gestión de comunicación.
Anuncios