Seguramente los fieles que acuden a misas y otros oficios religiosos en los templos católicos ecuatorianos ya conocen qué hace su Iglesia por los damnificados de aquel potente sismo que sacudió al Ecuador el sábado 16 de abril del año 2016. Pero hay muchísima gente que lo desconoce y por eso la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y su Comisión Episcopal Social Cáritas Ecuador han organizado una rueda de prensa para rendir cuentas públicas al país entero.

Ocurrirá el día lunes 19 de febrero de 2018 a partir de las 09h30, en el Seminario Mayor San Pedro, ubicado en la Avenida 26 de Septiembre de la ciudad de Portoviejo, provincia de Manabí.

La información correspondiente será expuesta por monseñor Lorenzo Voltolini, arzobispo de Portoviejo; monseñor Julio Parrilla, obispo de Riobamba y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social Cáritas; y el padre Silvino Mina, vicario de la Pastoral Social de Esmeraldas. Serán testigos, entre otros, miembros de familias beneficiadas de Manabí y Esmeraldas, equipos de la Pastoral Social Cáritas y una delegación internacional de esta.

Resumen de lo realizado hasta hoy

La información que revelará la Iglesia Católica ecuatoriana frente a los periodistas corresponde a la primera fase de su gestión humanitaria, referida al socorro inmediato que ha brindado tras el terremoto a los damnificados marginales, principalmente de sectores rurales. Ahora comienza su trabajo para lograr el desarrollo humano integral de esas personas y esto es la fase segunda de su gestión.

Todo empezó el día sábado 16 de abril del 2016, cuando las provincias de Manabí, Esmeraldas y Los Ríos fueron sacudidas por un terremoto de magnitud 7.8 grados según la escala abierta de Richter. La Conferencia Episcopal Ecuatoriana, a través de la Pastoral Social Cáritas Ecuador, ha desarrollado desde entonces una estrategia de intervención para atender la emergencia y dar pasos seguros hacia un desarrollo humano, integral y solidario.

Para contribuir a la recuperación integral de las familias y poblaciones más afectadas, Cáritas Ecuador, en diálogo con sus delegados locales y los obispos de las zonas más golpeadas, estructuró un Plan de Respuesta Integral a la Emergencia, en el que se enmarcan todos y cada uno de los proyectos que se van desarrollando.

El plan busca que las  familias beneficiarias recuperen sus condiciones de vida digna e inicien un proceso comunitario de reconstitución social, afectiva, económica y espiritual, con enfoque de Desarrollo Humano Integral y Solidario (DHIS). Este plan está atendiendo de manera prioritaria a familias y comunidades del sector rural de  las provincias de Manabí, Esmeraldas y Los Ríos, las más afectadas por el terremoto.

Casita para damnificados Conimíes, Cáritas
Una de las casitas construidas en Cojimíes, Manabí, para familias damnificadas por el terremoto del 2016.

 

Ejes del plan

  1. Ayuda humanitaria – respuesta inmediata.- Para mejorar  el acceso a los alimentos básicos, mejorar la higiene personal y convivencia de las familias damnificadas. A la fecha se han entregado 7.000 raciones alimenticias, 7.000 kits de higiene, 1.000 kits de menaje de hogar y 70 kits de herramientas.
  2. Acompañamiento espiritual y fortalecimiento psico-afectivo-social.- Se proporciona apoyo espiritual, psicológico y social con el fin de ayudarles a que desarrollen los recursos internos y externos para afrontar la angustia generada por las diversas pérdidas y ante la crisis, y que progresivamente puedan responder a su situación actual.

    3. Mejoramiento de las condiciones de vida de las familias a través de la seguridad alimentaria y reactivación económica desde el enfoque de DSHI.- Propuesta que contiene dos componentes:

    a) Seguridad Alimentaria.-  Apoyo para cultivos de ciclo corto acordes a la vocación productiva de las zonas y las costumbres de la población, así como a las  necesidades en cada comunidad a través de la implementación de huertos familiares. Participan 620 familias.

    b) Plan de Reactivación.- Mediante emprendimientos vinculados con el quehacer previo al terremoto u otros relacionados a los circuitos de economía local. Se está apoyando a 2.000 familias para un número igual de emprendimientos.

    4. “Viviendas  saludables y seguras” construidas con materiales propios de la zona y antisísmicos.- Viviendas reparadas: 255; Viviendas Nuevas: 814.

  3. Reconstrucción de infraestructura: de servicios y religiosa.- Gracias a la colecta impulsada por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana se ha incluido en la estrategia la reconstrucción de infraestructuras, de servicios y religiosa, que presta servicios a la comunidad: capillas e iglesias reparadas/reconstruidas: 32; centros comunitarios y de formación: 5.

De la emergencia al desarrollo humano

La Pastoral Social Cáritas Ecuador ha iniciado un plan de continuidad, que comprende todo un proceso de transición: de la emergencia, rehabilitación y reconstrucción, al DHIS, que tiene por objetivo fortalecer las capacidades organizativas, sociales, productivas, económicas y políticas de 74 organizaciones que se han formado fruto de las diferentes acciones desarrolladas en la primera fase de respuesta a la emergencia. Comprende básicamente tres grandes líneas de acción:

1. Consolidar la reactivación económica de 1700 familias y 74 organizaciones, que garantice la producción, comercialización y consumo de alimentos y productos sanos en el marco de la economía social y solidaria.

2. Implementar un proceso de desarrollo vinculado a la cultura de paz, fortalecimiento y articulación de capacidades en procesos participativos y comunitarios. En la provincia de Manabí se ha iniciado una propuesta de Justicia de Paz mediante convenios interinstitucionales con el Consejo de la Judicatura y universidades locales, para la formación de 52 juezas comunitarias de paz. Esto se replicará posteriormente en Esmeraldas.

Todo ello, sumado a lo de Sembradores de Paz y actividades que se realizarán desde la Pastoral Social Cáritas Ecuador, permitirá crear una cultura de paz, reconciliación y solidaridad en toda la zona.

3. Creación de un plan integral de capacitación en Gestión de Riesgos.- Se realizará a través de la formulación de una propuesta en la cual se pondrá en práctica un proceso de valoración del riesgo, amenazas naturales, vulnerabilidades y el análisis de incidencia para la aplicación de medidas de prevención, intervención y mitigación de desastres naturales, incluyendo dos temas indispensables: cambio climático y medio ambiente. Para esto se establecerán acuerdos con organismos especializados sobre dichos temas y posteriormente su aplicación se hará a través de procesos de formación, capacitación y actividades prácticas.

FUENTE: Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Quito, mediante boletín informativo con firma de Yolibell Maciel Da Silva V., de la oficina de Comunicación y Relaciones Públicas. Información enviada por Myriam Carreño, de la Pastoral Social Cáritas Ecuador. Las fotos se tomaron del sitio web oficial de Cáritas Ecuador.
Anuncios