Asma: datos básicos acerca de la enfermedad

* Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), en la actualidad hay unos 300 millones de pacientes con asma en el mundo. (1, ver “Referencias”, al pie)

* En Ecuador, el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC) registro 3.275 nuevos casos de asma en el 2010. (2)

* El asma es una enfermedad que no se cura, pero -con tratamiento adecuado- el paciente podrá tener una mejor calidad de vida. (3)

¿Qué es el asma? Características y síntomas

El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias, que varían en severidad y frecuencia de una persona a otra. Los síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana, y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche. (4)

El paciente con asma generalmente suele presentar síntomas, como: tos severa, generalmente en la noche, la cual impide un sueño tranquilo; sibilancias o chillidos al respirar; presión fuerte en el pecho y dificultad para respirar (Es importante resaltar que no todos los síntomas se presentarán en un paciente asmático y es necesario realizar una prueba de Función Pulmonar (espirometría) con un médico especiaista. (3)

Datos relevantes acerca del asma

En Latinoamérica se estima que existen más de 40 millones de personas asmáticas, con una prevalencia muy variada, desde 33.1 % en Perú a 2,4 % en Guatemala. En el mismo estudio, para Ecuador se reporta una prevalencia general de asma de 10,9 %. (5)

La Organización Mundial de la Salud ha comunicado que en la actualidad hay unos 300 millones de pacientes con asma en el mundo y que, además, es la enfermedad crónica más común entre los niños. (1)

En el 2010, el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos registró en el país 3.275 casos nuevos de esta enfermedad. (2)

El estudio AIRLA (Asthma Insights and Reality in Latin América), reportó que en el Ecuador el 55 % de los entrevistados en edad infantil reportaron tener ausentismo escolar, mientras que el 37 % de los pacientes asmáticos adultos reportaron ausentismo laboral a causa de la enfermedad. (6)

De igual forma, el estudio AIRLA arrojó que 54 % de los pacientes tenían síntomas persistentes con una sobre utilización de medicación de rescate -70 % de los encuestados- (4); lo que, sumado a un alto nivel de subdiagnóstico y diagnóstico errado, hace que el asma represente un problema de salud pública de gran importancia en nuestro país. (6)

El asma en Quito y Guayaquil

En un estudio de investigación, realizado por Chong y sus colaboradores, replicaron la metodología del estudio ISAAC para evaluar la prevalencia de síntomas compatibles con asma, rinoconjuntivitis alérgica y eczema atópico en Ecuador, tomando a Guayaquil y Quito como ciudades referentes. El análisis encontró un 18.5 % y 23 % de síntomas compatibles con rinosinusitis alérgica en Guayaquil y Quito, respectivamente; así como 17,3 % de síntomas compatible con asma, en la ciudad de Quito. (7)

Factores de riesgo y recomendaciones al paciente

Entre los principales factores de riesgo, se encuentran:

* Exposición a alérgenos, como los ácaros del polvo doméstico en camas, alfombras y muebles.

* Caspa de los animales de compañía

* Pólenes o los hongos

* Contaminación

* Humo del tabaco

* Irritantes químicos en el lugar de trabajo (5)

La contaminación ambiental en el Ecuador ha aumentado, factor que tiende a incrementar los casos nuevos de asma y puede provocar la aparición de crisis. (8)

Las muertes por asma aumentarán en casi un 20 % en los próximos 10 años, si no se toman medidas urgentes; y tendrán un mayor impacto en los países en vía de desarrollo y de bajos ingresos económicos. (1,5)

El tratamiento apropiado del asma con corticosteroides inhalados, utilizados para atenuar la inflamación bronquial, puede reducir el número de muertes relacionadas con el asma. (9)

En la actualidad el control del asma es uno de los objetivos más importantes, en donde se busca disminuir las manifestaciones propias de la enfermedad, que pueden ser observadas en los pacientes. Esto implica disminuir la frecuencia de los síntomas, menor uso de mediación de rescate y que el paciente no tenga limitaciones físicas en su vida diaria.

Una herramienta que evalúa el control de los síntomas del asma o de los métodos que facilita el control entre médico y paciente, es el ACT (Test de Control de Asma), el cual consiste en responder 5 sencillas preguntas a las que el paciente le asigna un valor de 1 a 5, representando 1 el peor escenario y 5 el más positivo. (1)

Al ser el asma una enfermedad crónica de no cura, lo importante es resaltar un tratamiento adecuado y lograr que el paciente pueda prevenir síntomas crónicos y molestos, como la tos o dificultad para respirar, mantener un nivel normal de actividad y dormir toda la noche, prevenir ataques de asma que podrían ocasionar la visita a urgencias o, peor aún, una hospitalización; y, principalmente, mantendrá a los pulmones en un buen estado de funcionamiento.

Referencias

(1) http://www.who.int/features/factfiles/asthma/asthma_facts/es/index7.html

(2) www.ecuadorencifras.gob.ec/

(3) https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/asma

(4) http://www.who.int/respiratory/asthma/es/

(5) Forno E, et al. Thorax 2015; 0:1-8.doi:10.1136. 6. Rev Panam Salud Publica/Pan Am J Public Health 17 (3), 2005 7. Chong et al. Allergy Asthma Immunol Res. 2012 March; 4 (2):62-67. 8. Toledo Y, Prevalencia del asma y su asociación con contaminantes intradomiciliarios. Universidad de Cuenca 2012

FUENTE: Aporte de Laboratorio GlaxoSmithKline Ecuador (Quito), mediante boletín informativo remitido con firma de Karla Rojas. Foto de doctorcismo.com, tomada del banco de imágenes de Google.
Anuncios