Celebran recibir agua potable, por primera vez en los grifos caseros

En las ciudades del mundo es común que el agua potable llegue a los hogares directamente por tuberías a cada grifo de la casa. Pero, por increíble que parezca, esto no sucede en algunos sitios de las urbes manabitas, adonde el preciado líquido todavía se recibe precariamente por medio de cisternas móviles.

Semejante retraso de modernidad tiene algunas explicaciones, entre ellas la escasez de recursos económicos en las instituciones públicas responsables de brindar este servicio básico, la ausencia de planificación oficial y el inesperado crecimiento del área urbana. Aunque también, en ciertos casos, puede atribuirse a la desacertada gestión de los gobiernos seccionales.

Lo cierto es que ocurre y son miles las familias que viven con el agua potable racionada, cara, y recibiéndola cada dos o tres días de las cisternas montadas en camiones. Por esto no es de extrañar que más de 500 familias de la Parroquia Tarqui, de la ciudad de Manta, celebraran con júbilo, el día martes 12 de junio de 2018, la inauguración del servicio por tuberías que habían esperado durante décadas.

Ese día -o noche, para ser exactos- la Empresa Pública Aguas de Manta (EPAM) puso al servicio de los barrios Palo Santo, San Francisco y Los Bosques, la nueva red de distribución de agua potable. Fue un acto rematado en una sesión solemne encabezada por el alcalde de Manta, Jorge Zambrano, y donde también estuvieron presentes algunos concejales, el gerente de la EPAM y delegados de la organización no gubernamental CARE.

Orgulloso por este nuevo resultado de su gestión, el Alcalde lanzó este desafío: “No hay que ser negativo de las cosas que faltan por hacer, sino positivo de lo que vamos logrando. El sistema que se tiene es solidario, ayuda a los que menos recursos tienen, y, si cuidan el agua, menos pagan. El trabajo que estamos realizando apunta a entregarles todos los servicios que se merecen para vivir bien”.

En respuesta, el presidente del Barrio Palo Santo, Alejandro Santana, llamó a sus vecinos a ser muy cuidadosos con la flamante obra. Y añadió: “Agradezco a la Alcaldía por este gran trabajo que está realizando en estos sectores; y sabemos que vendrán más obras”.

La beneficiaria Nelly García expresó sentirse muy feliz por contar con el agua potable en cada grifo de su vivienda, reconociendo que esto es vital para el barrio y los sectores aledaños.

Otro beneficiario, César Velázquez, indicó que es un sueño hecho realidad. Antes tenían que comprar el agua a los proveedores en carros tanqueros, hoy ya cuentan con el agua que llega directamente hasta dentro de la casa.

La obra, en cifras

Fueron instalados 7 mil metros de tuberías de diferentes diámetros (63, 90 y 110 mm), entre redes secundarias y terciarias; se hicieron las acometidas domiciliarias, complementadas con accesorios y anclajes, así como la interconexión a la red principal y la instalación de los medidores de agua.

FUENTE: GAD municipal de Manta, mediante boletín informativo y fotos, con firma de la periodista Gema Arteaga Briones, directora de gestión de comunicación y relaciones públicas.
Anuncios